¿CÓMO ES EL ÁGUILA?

Hábitat: Estas rapaces diurnas están divididas en cuatro grupos principales: pescadoras, harpías, crestadas y calzadas. Éstas últimas son las águilas más conocidas. El águila belicosa y el águila coronada viven en África; el águila blanca sólo vive en Estados Unidos y Canadá; el águila pescadora vive en las costas de diversos mares; y las águilas real e imperial habitan en Norteamérica, Europa, Asía y el norte de África. Son aves muy adaptables. Excepto el águila pescadora, el resto prefieren vivir en zonas montañosas, pero también se les puede ver en lugares de baja altitud, ocupando páramos, monte bajo y zonas despobladas.

Costumbres: Las águilas son monógamas y generalmente las parejas se unen para toda su vida. La mayoría de las especies son sedentarias, no obstante los ejemplares jóvenes recorren enormes distancias durante su primer invierno. Sienten preferencia por determinados lugares y posaderos, ramas secas de árbol, repisas de un cortado rocoso o la cima de una peña, donde pasan muchas horas del día aparentemente indiferentes al mundo, pero en realidad están registrando los menores movimientos que se producen dentro de su amplio campo visual. La pareja de águilas se mantiene fija dentro de un territorio de aproximadamente 30 kilómetros. Ambos realizan vuelos de exhibición periódicamente para definir los límites. En ocasiones permiten la entrada de águilas jóvenes dejándoles desplazarse libremente hasta una cierta distancia. Normalmente cazan volando a poca altura sobre el terreno o posándose en un árbol o roca prominentes, desde los que se lanzan súbita y rápidamente sobre su presa para darle muerte. En varias ocasiones se ha visto a la pareja cazar juntos valiéndose de sutiles estratagemas.

Reproducción: Las águilas macho deseosas de aparearse vuelan en círculos alrededor de sus hembras. Se dejan caer desde gran altura, vuelven a elevarse y entre tanto exhiben todas sus posibles técnicas de vuelo. Esto ocurre en los primeros meses del año. Algunas especies poseen un solo nido y otras varios, construidos sobre la copa de un pino u otro árbol de gran altura o en cortados rocosos. La puesta se realiza entre los meses de marzo y mayo, con intervalos de tres a cuatro días, consiste casi invariablemente en dos huevos lo cual garantiza la supervivencia de al menos uno en periodos de poco alimento. Si los huevos fueran puestos a la vez, dos pollos del mismo tamaño podrían competir por las escasas presas y llegar a morir los dos, de esta forma, uno de ellos será siempre de mayor tamaño y si no hay comida suficiente se impondrá sin piedad al otro, que morirá de inanición. La incubación dura aproximadamente 45 días. La hembra es la encargada de alimentar a los polluelos, permaneciendo con ellos en el nido la mayor parte del día mientras el macho se dedica a la captura de alimento. Finalmente los padres les inducen a volar libremente, recompensándoles con alimentos. Los aguiluchos van y vienen hacia el nido hasta finales del verano, época en que los padres les echan fuera para que inicien su vida independiente.

Alimentación: El águila es un animal fuerte con unas poderosas garras que le permiten matar sin excesivo esfuerzo presas de seis o siete kilos. Su base alimenticia es muy variada, incluye peces, serpientes, gatos monteses, lechuzas y culebras. Tampoco duda en cazar palomas, conejos, monos, reptiles y aprovechar carroñas cuando tiene necesidad. Los zoólogos calculan, por ejemplo, que el águila dorada necesita comer 250 gramos de carne fresca al día. Una pareja y sus hijos requieren unos 250 a 300 kilos de carne al año. Esto supone la necesidad de territorios muy amplios y poblados de animales para que las águilas puedan cazar y alimentarse adecuadamente. En invierno se alimentan de carroña, de venados y corderos muertos.

Enemigos: Esta especie prácticamente no tiene enemigos en la naturaleza excepto los humanos. Sus hábitats están muy reducidos a causa de la expansión de la población humana. A esto se suma la caza, el uso indiscriminado de pesticidas que causan la esterilidad de muchos ejemplares, el creciente excursionismo de montaña, el alpinismo y lo frecuentados que son ahora lugares antes inaccesibles prácticamente a las personas de toda condición, ya que esta maravillosa ave de presa es muy sensible a cualquier molestia o a la presencia del hombre.

Expectativa de vida: Pueden llegar hasta los 20 años en estado silvestre.

Hechos interesantes: Las águilas reaccionan frente a sustancias olorosas diluidas miles de veces, lo cual es mucho más de lo que el ser humano es capaz de captar.




El águila blanca está en peligro de extinción y otras especies de águilas
están seriamente amenazadas. No obstante, hay varios planes de protección que están dando buenos resultados, especialmente con el águila blanca que se ha recuperado espectacularmente en la zona oeste de Alaska.



SIMBOLISMO

Los poderes del Águila:

- Poder y equilibrio
- Valor y fuerza
- Visión y rapidez

La sabiduría del Águila incluye:

- Fuerza espiritual
- Claridad de visión
- Intuición y creatividad
- Iluminación del Espíritu
- Ver el “cuadro completo” o el patrón global
- Elevarse sobre lo material para ver lo espiritual
- Conexión con guías y maestros de otros planos

 

Simbolismo cultural:

El águila es sin duda el ave que más admira la humanidad desde el principio de los tiempos. Es por eso que ha recibido diferentes simbolismos en función de las cualidades que cada cultura considera más admirables en un periodo histórico determinado. Así, la montura del dios Vishnu se llama Garuda, el águila, quien también tiene estatus de dios menor debido a esta distinción y a su capacidad de ser intermediaria entre el mundo divino y el mundo humano. En el lenguaje de los jeroglíficos egipcios, la primera letra del alfabeto se representa con la imagen del águila, símbolo del origen.

Los aztecas fundaron su ciudad, después de años de peregrinaje, hasta que vieron la señal que sus dioses les ordenaron buscar a fin de encontrar su tierra prometida: un águila posada sobre un nopal devorando una serpiente. Allí erigieron la gran Tenochtitlán, que brilló donde hoy se emplaza la actual capital de México. El águila se convirtió desde entonces en el ave imperial de los aztecas cuya aristocracia guerrera poseía la Orden del Aguila y la Orden del Jaguar. Quauhtli, águila, es el nombre del decimoquinto de los veinte signos del calendario azteca, según el cual, quienes nacen bajo su influencia prometen futuras cualidades guerreras. En la rueda de las armonías de los indios lakota de norteamérica, el águila es el símbolo de la visión y representa al punto cardinal del Este.

Las virtudes combativas de esta gran ave relucen también por toda Europa, en los escudos de armas y emblemas nacionales de reyes alemanes, duques de Baviera, Silesia y Austria, los margraves de Brandeburgo y los reyes de Polonia. El águila como símbolo heráldico fundamental se convierte en estandarte y emblema del Imperio Romano. Posteriormente, los místicos de la Edad Media recurren al tema del águila para evocar la visión de Dios, comparando la plegaria con las alas del águila elevándose hacia la luz. Se asocia con el evangelista Juan, el profeta Elías y el Cristo resucitado, ya que su vuelo hacia la altura simboliza la Ascensión.

 

EL ÁGUILA COMO ANIMAL DE PODER

(Ir a: Cómo encontrar a tus animales de poder)

Si el águila es tu animal de poder, estás [email protected] para ser un guerrero espiritual, para elevarte y elevar a los demás. Para abandonar la frialdad emocional e involucrarte de lleno con las personas y con la vida misma. Un guerrero es aquel que, pase lo que pase, no se da nunca por vencido y lucha hasta vencer. Las batallas del guerrero espiritual siempre son internas, siempre son contra su propio ego que se refleja externamente en todo tipo de conflictos. Al vencer completamente a nuestro propio ego es cuando finalmente conseguimos la iluminación o ascensión. Así es que prepárate para una larga lucha, pero no temas ya que el poderoso espíritu del águila te ayudará a elevarte siempre que lo necesites, ya que estás [email protected] para ser un líder que inspirará a otros a través de su propio ejemplo de esfuerzo y superación.

EL ÁGUILA COMO ALIADO TEMPORAL

(Ir a: Cómo renovar a tus aliados temporales)

El águila colabora ocasionalmente con todas las almas que necesiten iluminar su entendimiento a fin de lograr ver las cosas tal como son y no como sus miedos o prejuicios les han hecho creer. Con ellas comparte su fuerza e inspiración para que puedan reconocer lo que hasta ahora no han visto y logren vencer las tendencias oscuras en su interior. Muchas veces desde el limitado punto de vista de nuestra personalidad no podemos apreciar el patrón global que guía las acciones del alma. El águila nos ayuda a comprenderlo.



El águila en el PASADO significa:

- Estás en un buen momento de tu vida gracias a la comprensión que has logrado sobre varios aspectos de tu existencia. El águila te felicita porque trabajaste mucho en ti [email protected] para llegar a donde estás ahora. Has logrado elevarte sobre circunstancias desfavorables y seguramente los beneficios de ese arduo trabajo se han convertido en valiosas herramientas que has ganado para tu bien y el de otros.

El águila en el PRESENTE significa:

- El águila es un intermediario celeste que viene a recordarte que en los mundos invisibles hay seres de luz, llamados guías o ángeles de la guarda, que siempre están pendientes de ti, que buscan tu bienestar y que tienen mucho amor e información que quieren compartir contigo. Necesitas ponerte en contacto con ellos. Hay varios métodos para aprender a contactarlos, pero todos consisten en serenar tu mente, calmar tus emociones y escucharlos a través de tu corazón. Éste es tu reto. Mientras tanto, presta atención a tus sueños ya que suelen ser la primera vía para comenzar ese contacto.

El águila en el FUTURO significa:

- Si cumples el reto que tienes en el presente, el águila te asegura que pronto estarás volando con ella en las alturas. Elevarás sustancialmente tu vibración y podrás impactar positivamente el campo energético que te rodea, colaborando para que otras personas salgan de la densidad y puedan mantenerse equilibradas.

 

Un consejo del águila:

Cuando vivas una situación desagradable, pídeme a mí (Águila Blanca) que te ayude
a encontrar aquello que dentro de ti magnetiza el infortunio a fin de que logres disiparlo.
Cuando te agobies o pierdas el rumbo, pídele al Águila Dorada que te lleve
en sus alas hacia la luz para que puedas ver las cosas con claridad.

 

Si te interesa saber cuáles son tus aliados temporales, que cambian al inicio de cada estación (primavera, verano, otoño e invierno), asiste a las consultas individuales o a los talleres grupales de
Karina Malpica
, autora de este juego.

Consulta fechas y lugares en la agenda de su web:

www.karinamalpica.com

También puedes encontrar a tus aliados temporales por tu cuenta, siguiendo las instrucciones que encontrarás en el libro:
"El Juego de los Animales de Poder"

(Ed. Obelisco, Barcelona, 2011).

 

 


Portada - Presentación - Oráculo - Índice de Animales - Colabora - Acerca