Portada - Presentación - Oráculo - Índice de Animales - Colabora - Acerca

 

 

carta

¿CÓMO ES LA ARAÑA?

Hábitat: Hay más de 38,000 especies distintas de arañas adaptadas a distintos tipos de entornos y climas en todo el mundo, excepto en los Polos. Se cuentan entre los seres vivos registrados a mayores altitudes. Abundan por igual en ambientes secos y húmedos y algunas llevan una existencia acuática.

Costumbres: La mayoría de ellas construyen un tipo u otro de red hecha con hilos de seda que segregan por las hileras, órganos que tienen en extremo posterior del abdomen. Una vez hecha la tela, la araña se oculta, a veces bajo una hoja o en algún punto del armazón exterior. Cuando un insecto cae en la tela y lucha por salir, la araña es alertada por las vibraciones y sale de su escondite para asegurarse la presa, generalmente envolviéndola con seda. Al mismo tiempo le inyecta el veneno de sus quelíceros con el que no solamente paraliza el cuerpo de la víctima, sino que además, actuando como jugo digestivo, le licuifica las vísceras. Más tarde la araña clava sus quelíceros en el cuerpo de la víctima, usándolos como tubos por los que absorbe el líquido. Otras arañas cazan al acecho, en el suelo o sobre la vegetación, detectando a sus presas por las vibraciones del sustrato o con sus ojos.

Reproducción: Entre las arañas son frecuentes las danzas de cortejo y de celo. En algunas especies es corriente que la pareja se dé la mano durante el preludio amoroso. El macho sujeta fuertemente las patas anteriores de la hembra. Esto tiene un aspecto muy agradable y lindo, aunque se trata de una medida precautoria que se ve obligado a tomar el macho, pues si no consiguiera agarrar las patas venenosas de la hembra, podría suceder que la hembra le clavara en el cuerpo sus armas mortíferas. No es una regla que las hembras se coman a los machos, pues se sabe que varias clases de arañas macho son polígamas (obviamente un macho polígamo no puede hallar la muerte en cada cópula). Lo que sucede en la mayoría de los casos es que después de varios apareamientos, el macho se halla debilitado, casi moribundo, y es entonces cuando la hembra lo devora, como lo haría con cualquier pequeño animal que cruzara en su camino.

La mayoría de las arañas ponen sus huevos en otoño y los recubren con un capullo de seda de forma más o menos ovalada; cada capullo contiene de 600 a 800 huevos. Sujetan los capullos a grandes hojas, al marco de una ventana o a cualquier otro sitio que les parezca tranquilo y protegido. Tan pronto como las pequeñas arañas salen del huevo, tejen una masa irregular de hilos de seda, casi invisible, en los que se apelotonana formando una bola. Así permanecen durante algunos días, las madres cuidan a sus crías hasta que éstas alcanzan el desarrollo suficiente para capturar presas. Se conocen algunos casos de suicidio maternal, en los que las jóvenes arañas obtienen del cuerpo de su madre el primer alimento. Después comienzan a separarse y buscan un lugar de residencia, donde cada una de ellas teje una pequeña tela parecida a la de sus madres, pero más irregular. Hasta entonces hay muy poca diferencia entre el macho y la hembra, pero al poco tiempo las hembras comienzan a crecer más rápidamente. Su desarrollo no es completo hasta el verano siguiente; entonces crecen todavía más de prisa, esta es la razón por la que las grandes telas circulares de araña aparecen repentinamente a finales de verano. Las arañas ya estaban allí, pero tanto ellas como sus telarañas aumentan súbitamente de tamaño.

Alimentación: Todas las arañas se alimentan comiendo a otros animales, generalmente insectos. Sin embargo, las especies más grandes pueden coger en su red pájaros pequeños e incluso murciélagos, también pequeños.

Enemigos: Aunque el clima es su peor enemigo, especialmente la sequía, el frío y el exceso de lluvia, hay varios pájaros pequeños que incluyen arañas en su dieta normal. Insectos tales como la avispa parásita y algunas clases de hormigas también las devoran. Y existe asimismo un cierto grado de canibalismo entre ellas.

Expectativa de vida: Entre dos y tres años. La mayoría de las especies que viven en climas fríos no resiste las segundas heladas de su vida y para finales de noviembre han muerto aún las más resistentes, a menos que encuentren refugio en una casa o cueva.

Hechos interesantes: Salvo pocas excepciones, todas las arañas son venenosas. En general son más venenosas las que cazan activamente que las que capturan sus presas al acecho o por medio de una red. El producto que inyectan sirve para la inmovilización de las presas y para la digestión externa. Además, algunas arañas tienen pelos urticantes, que producen irritación cuando se tocan y pueden dañar severamente áreas delicadas, como los ojos. Como regla las arañas son demasiado pequeñas para atravesar la piel humana con sus quelíceros. De las que pueden hacerlo la mayoría producen efectos someros y locales, pero unas pocas especies pueden producir intoxicaciones sistémicas severas o necrosamiento localizado pero extenso. Las más venenosas son las australianas de los géneros Atrax y Hadronyche. La incidencia del envenenamiento, que responde bien al antídoto, es pequeña y llegaron a registrarse 26 muertes en Australia ante de que se desarrollara el suero específico en 1981. Hay dos grupos de arañas pequeñas cuyo veneno es menos potente, pero que por ser más comunes originan más casos de envenenamiento. Se trata de las viudas negras, del género Latrodectus, y de las arañas pardas, del género Loxosceles.

 


 


Las arañas de jardín siempre comienzan su red o tela por el armazón exterior.
El primer hilo recibe el nombre de hilo puente. Es horizontal y está en la parte más alta. A éste se le unen dos hilos laterales y, a menudo, también un cuarto para completar
un rectángulo. Este último hilo puede faltar cuando las arañas construyen su tela
en forma triangular o poligonal, como a veces ocurre. A continuación coloca una
serie de hilos radiales, desde el armazón exterior hacia un punto central.
En este punto construye una plataforma con los hilos bien juntos y,
desde ésta, saca en forma espiral un armazón provisional.

Todo esto está hecho con hilos no viscosos, fijando sobre ellos la red propiamente
dicha. La araña usa siempre estos hilos no viscosos para desplazarse, y, trabajando
de fuera hacia adentro, va colocando la tupida espiral de hilos viscosos, reconocibles
por unas bolitas a lo largo de cada uno de ellos. A medida que la araña construye
la red viscosa, va destruyendo el armazón provisional. La seda se coagula al
salir de las hileras y se vuelve fuerte y extensible cuando la araña la estira.
"


SIMBOLISMO

Los poderes de la Araña:

- Asecho
- Astusia y creatividad
- Protección maternal

La sabiduría de la Áraña incluye:

- Tejer el propio destino
- Entender los patrones de la ilusión
- Energía femenina de la fuerza creativa de vida

carta

Simbolismo cultural:

A lo largo de 5000 años, la araña ha sido vinculada a importantes divinidades en las que residen a un tiempo poderes creadores y poderes de engaño. Entre los Cheyenes y Lakotas asume el papel de 'embustera', una figura astuta pero bromista o poco fiable; igual que en Grecia, donde la tejedora Aracne, pretendiendo rivalizar con la diosa Atenea, fue transformada en araña. En cambio, en Egipto era el símbolo de la diosa Neith, 'madre de los dioses' y 'tejedora del mundo', asociada a la fertilidad además de a la caza y a la guerra. En las islas del océano Pacífico la Araña Anciana, o Areop-Enap, es también la divinidad creadora. En la India se le conoce como Maya, la eterna tejedora del velo de la ilusión. La telaraña construida por círculos concéntricos es el simbolismo del tejido de la vida, que consta de urdimbre y trama, por eso se le vincula al destino y a la reencarnación. A Ix-Chel, diosa Maya del parto, se la representa con una tela de araña de cuyo centro surge el cordón umbilical o hilo que une al hombre con el resto del universo. Entre los indios Hopi la Mujer Araña es un espíritu sagrado considerado como medicina viviente, fuente de consejos y auxiliadora de gente en peligro.

 

LA ARAÑA COMO ANIMAL DE PODER

(Ir a: Cómo encontrar a tus animales de poder)

Como animal de poder, el Espíritu de la Araña escoge caminar con las almas que ya están a punto de graduarse, las almas que ya casi están listas para abandonar la ilusión de su red y terminar con la rueda de la reencarnación. Con ellas comparte su astucia y sus secretos para entrar y salir de su propia red. Cuando teje su telaraña, usa dos clases de hilos: unos viscosos y otros no. Ella puede distinguirlos. Sabe por cuáles debe caminar para no quedarse atrapada. La araña es muy sabia y como buena madre cósmica pretende compartir contigo toda su sabiduría para que dejes de caer en las trampas más intrincadas del ego. Por eso es la guía de todos los que se dedican a la planeación y al desarrollo de proyectos que requieran vincular a las personas entre sí evitando los malos entendidos y las exclusiones. Comunicadores, mediadores, activistas, diplomáticos, pacifistas, profesores y escritores que inspiran a los demás, así como diversos profesionales vinculados con la toma de decisiones están bajo la protección de la araña.

LA ARAÑA COMO ALIADO TEMPORAL

(Ir a: Cómo renovar a tus aliados temporales)

La araña ayuda temporalmente a las personas que están enredadas en algún problema, para que puedan ver con claridad cuál es la salida que les permitirá encontrar los errores que les llevaron allí para no volver a repetirlos. Salir de un enredo significa cambiar tu forma de percibir las cosas, perdonarte por lo que haya sucedido y no guardar resentimiento hacia ninguno de los involucrados ya que ellos también cayeron en la misma trampa que tú. Solicita la ayuda de la araña para ver cuáles han sido tus equivocaciones y cómo puedes solucionarlas o prevenir que no las vuelvas a cometer.

 

Sacar a la araña en el PASADO significa:

- Es muy probable que te hayas quedado atrapad@ en alguno de los múltiples y viscosos hilos de la red de la ilusión, como la proyección de tus miedos, el victimismo, el orgullo herido o algo parecido. El noble espíritu de la araña que tejió esta red sabe que sólo el amor es real, pero los humanos caemos en su telaraña una y otra vez hasta que aprendemos esta lección...

Sacar a la araña en el PRESENTE significa:

- Es hora de dejar que la gente haga lo que tiene que hacer con sus propios recursos y habilidades, incluso si no lo hace tan bien como tú, lo cual es obvio ya que no cuentan con tu experiencia; sin embargo, es momento de que te retires para permitir que cada quien haga lo que le corresponde y tú tengas tiempo para dedicarte a otros asuntos. Actúa como una buena madre araña y no hagas por tu pareja, por tus hijos, por tus compañeros de trabajo, por tus familiares, por tus amigos o por otros individuos, las cosas que necesitan hacer por sí mismos. Éste es tu reto.

Sacar a la araña en el FUTURO significa:

- Si cumples el reto que tienes en el presente, la araña te asegura que podrás abandonar tus patrones kármicos y en adelante serás tú quien teja conscientemente los brillantes hilos de tu propio destino.

 

Un consejo de la araña:

¡Vigila por donde pisas! Si no sabes muy bien en dónde te estás metiendo, puedes terminar atrapad@ en tu propia telaraña o en las redes de alguien más.

 

Si te interesa saber cuáles son tus aliados temporales, que cambian al inicio de cada estación (primavera, verano, otoño e invierno), asiste a las consultas individuales o a los talleres grupales de
Karina Malpica
, autora de este juego.

Consulta fechas y lugares en la agenda de su web:

www.karinamalpica.com

También puedes encontrar a tus aliados temporales por tu cuenta, siguiendo las instrucciones que encontrarás en el libro:
"El Juego de los Animales de Poder"

(Ed. Obelisco, Barcelona, 2011).

 

 



Portada - Presentación - Oráculo - Índice de Animales - Colabora - Acerca