Portada - Presentación - Oráculo - Índice de Animales - Colabora - Acerca

 

 

carta libélula

¿CÓMO ES LA LIBÉLULA?

Hábitat: Hace más de 250 millones de años, cuando en la tierra aún merodeaban los gigantescos dinosaurios, revoloteaban libélulas primigenias de la longitud del brazo de un hombre por encima de los pantanos en los que crecían plantas equisetáceas. Desde entonces, estos insectos primitivos han reducido considerablemente su tamaño, experimentado muy pocos cambios. Aunque en la mayor parte de los casos están cerca del agua, por ser allí donde se reproducen, su poderoso vuelo las lleva a zonas más alejadas de sus lugares de cría, llegando hasta donde haya árboles y arbustos sobre los cuales puedan descansar.

Costumbres: Les gusta hacer vuelos de patrullaje sobre una zona definida. Pueden volar hacia adelante o hacia atrás en línea recta, alcanzando una velocidad de 80 kilómetros por hora en distancias cortas, además pueden subir o bajar en vertical, girar en el aire sobre sus cuerpos, detenerse en mitad de la nada y flotar. Tanto para cazar como para luchar con otros machos defendiendo su territorio, el sentido que más utilizan es el de la vista; una libélula puede percibir cualquier movimiento a 12 metros de distancia gracias a sus grandes ojos compuestos por múltiples lentes o facetas. Algunas especies de libélulas son migratorias y cubren grandes distancias volando sobre tierra o mar. Hay dos especies que se trasladan desde el continente europeo hacia la Gran Bretaña y otra especie que emigra a veces en espectaculares enjambres.

Reproducción: El macho escoge una zona en la que no tolera a rival alguno. Se posa en un lugar elevado, delante de las hembras que revolotean cerca de él, con las alas extendidas, siguiendo un preciso ritual, estira el abdomen y se eleva veloz. Luego revolotea alrededor de la hembra y la persigue de un lado a otro, hasta que finalmente ella cede a sus requerimientos y desciende al suelo. El apareamiento es seguido al instante por la puesta de huevos. Las ninfas, que miden apenas un milímetro cuando salen del huevo, comen con voracidad pequeños animales acuáticos. Pasan la mayor parte de su vida en el agua o en el barro.

Según las especies, pueden tardar hasta tres años y 10 mudas ninfales intermedias. Cuando están ya totalmente desarrolladas, las larvas trepan por alguna de las plantas que crecen en el agua, suben hasta más arriba de la superficie, y allí experimenta su última muda, que consiste en abrir su espalda y dejar el camino libre a un ser distinto: un insecto de largo abdomen, desproporcionados ojos, alas replegadas y apariencia viscosa que tarda aproximádamente media hora en poder realizar su primer vuelo.

Alimentación: Son rapaces en todas las faces de su desarrollo. Los adultos cogen a otros insectos mientras vuelan y las larvas hacen lo propio en la tierra y en el agua. Las moscas y mosquitos de agua constituyen sus presas más frecuentes. Cazan cerca de las superficies acuáticas y en una hora devoran una cantidad de comida equivalente a su propio peso.

Enemigos: La mayor amenaza para las libélulas es la destrucción de su hábitat por la contaminación, los desagües, los dragados y el relleno de estanques. Todo lo cual ha ido en aumento en todo el mundo. En la fase larvaria su principal enemigo natural son los peces de agua dulce que comen las larvas más desarrolladas. Mientras son pequeñas también se las comen otros insectos rapaces, incluyendo las mismas larvas de libélula más grandes. Las adultas son tan rápidas y activas que tienen pocos enemigos, pero existe una pequeña ave de rapiña, el alcotán, que las tiene como plato favorito.

Expectativa de vida: De tres a cinco años, desde que sale del huevo. Agunas especies llegan a pasar hasta más de dos años en estado de larva antes de convertirse propiamente en libélulas. Las que no viven en climas tropicales, suelen morir con la lleagada del invierno.

Hechos interesantes: El zoólogo Fritz Kahn ha descrito de esta curiosa manera a las libélulas: “Sin duda alguna es la libélula uno de los tipos más hermosos y también más perfectos técnicamente dentro del reino animal. Aunque produzca tristeza considerarlo sin embargo, es propio de la naturaleza que los tipos más perfectos sean también los más consumados asesinos... Un aparato que permite ver el mundo por todos los lados, tal como lo ve la libélula, aún no se ha inventado. Bajo los ojos hay la enorme boca, verdadera boca del infierno, que se abre y se cierra velozmente y con sus agudas mandíbulas a modo de guillotina volante... este avión de combate es tan voraz, que no se detiene como el águila a llevar a la presa hasta su nido, sino que la devora en pleno vuelo; y si una nueva víctima se cruza en su camino, deja caer el cadáver medio devorado y persigue la nueva presa...”


 

"Un bello día de verano llega, por fin, el gran momento: la larva trepa lentamente, ascendiendo por un tallo hasta quedar fuera del agua; allí permanece quieta durante largo rato, y luego, como en cada muda, se rompe la cutícula sobre el dorso de los segmentos torácicos, y el insecto, maravilloso, perfecto, se arrastra lentamente fuera de la envoltura larval.

Todavía han de pasar varias horas hasta que las alas alcancen su tamaño definitivo y cobren suficiente rigidez. Es un proceso maravilloso, que consiste en la inyección, a presión, de un líquido, que rápidamente se endurece en las finas ramificaciones de la nervadura alar."

Konrad Lorenz
Naturalista, Premio Nóbel por sus trabajos sobre etología


SIMBOLISMO

Los poderes de la Libélula:

- Visión
-
Rapidez
- Supervivencia

La sabiduría de la Libélula incluye:

- Transformación completa
- Guía de los mundos oníricos
- Acabar con las falsas ilusiones
- Adaptarse al cambio constante
- Ver el verdadero fondo de las situaciones
- Invocación y entendimiento de los sueños

carta libélula

Simbolismo cultural:

La libélula es un símbolo de la gracia y la hermosura, pero también de la ligereza, la frivolidad y la inconstancia. Simboliza también el impulso sexual del macho. Fue un motivo recurrente en el arte poético y mobiliario del Art Nouveau o Modernismo del siglo XIX.

 

LA LIBÉLULA COMO ANIMAL DE PODER

(Ir a: Cómo encontrar a tus animales de poder)

La libélula tiene una larga vida como larva en el agua y debe pasar por diversas metamorfosis antes de poder volar por el cielo. Ella elige guiar a las almas de las personas que, al igual que ella, tienen que pasar por una serie de transformaciones que eventualmente las llevarán a terminar con el pensamiento maniqueo que divide a las personas y a las situaciones en buenas y malas. Como el camino de estas almas es muy largo y en momentos, incluso difícil, la libélula les ayuda a que acepten sus circunstancias presentes y a que tengan paciencia y perseverancia para completar su proceso de desarrollo. Si tu animal de poder es la libélula, sigue su ejemplo, porque sólo es cuestión de tiempo que llegues a expresar tu máximo potencial; y entonces, cada una de las lecciones que habrás aprendido en el camino, serán preciados regalos que podrás compartir con los demás desde el particular camino de expresión que elija tu alma para convertirse en un sanador. Mientras tanto cuentas con toda la guía que necesites a través de tus sueños, pues la libélula es una especialista en la materia y una gran cazadora del ego en los planos inconscientes. Por eso acompaña a los psicoanalistas y terapeutas oníricos.

LA LIBÉLULA COMO ALIADO TEMPORAL

(Ir a: Cómo renovar a tus aliados temporales)

La bella libélula se convierte en tu aliada cuando necesitas estudiar tu inconsciente a través de los sueños, de las regresiones, del viaje chamánico o de cualquier otro estado no ordinario de consciencia. Ella es una enlazadora del mundo visible con el mundo invisible que te ayuda a ver las tendencias de las cuales no tienes consciencia y sin embargo te limitan y obstaculizan tus progresos.

 

Sacar a la libélula en el PASADO significa:

Probablemente la superficialidad y la inconstancia caracterizan tus últimos intentos por encontrar lo que hasta ahora has estado buscando. Es bueno probar varias cosas, pero en algún punto es necesario comprometerte y profundizar en aquello que más te ha llamado la atención. Recuerda que si sigues cavando un poco aquí y un poco más allá, no podrás encontrar el pozo del que fluye la auténtica sabiduría. Hay que arriesgarse, elegir un sitio y cavar hasta las profundidades.

Sacar a la libélula en el PRESENTE significa:

La libélula te asegura que toda la información que necesitas te llegará en un sueño o en una serie de sueños. Puedes formular alguna pregunta concreta antes de dormirte y confiar en que el siguiente sueño que recuerdes contendrá la respuesta. La libélula te dice: tú tienes facultades naturales para relacionarte con el mundo de los sueños, utilízalas y aprende a interpretarlos. Éste es tu reto

Sacar a la libélula en el FUTURO significa:

Si cumples el reto que tienes en el presente, finalmente habrás completado tu proceso de transformación y volarás triunfal haciendo realidad todos tus sueños. Cuando mires atras y repases la historia de las vicisitudes que has tenido que enfrentar en la vida, sabrás que tú, como la libélula también eres un prodigio digno del mayor de los respetos.

 

 

Un consejo de la libélula:

Ten paciencia. Aún no estás completamente preparad@ para lo que deseas alcanzar.
Antes de poder hacer realidad tus sueños tienes que pasar por varias etapas que poco a poco te permitirán desechar todas tus viajas pieles, tus viejos hábitos y tus antiguas creencias.

 

Si te interesa saber cuáles son tus aliados temporales, que cambian al inicio de cada estación (primavera, verano, otoño e invierno), asiste a las consultas individuales o a los talleres grupales de
Karina Malpica
, autora de este juego.

Consulta fechas y lugares en la agenda de su web:

www.karinamalpica.com

También puedes encontrar a tus aliados temporales por tu cuenta, siguiendo las instrucciones que encontrarás en el libro:
"El Juego de los Animales de Poder"

(Ed. Obelisco, Barcelona, 2011).

 

 


Portada - Presentación - Oráculo - Índice de Animales - Colabora