Portada - Presentación - Oráculo - Índice de Animales - Colabora - Acerca - Facilitadores

PRESENTACIÓN

En Norteamérica, los pueblos antiguos consideraban que la inteligencia cósmica, a la que ellos llamaban “el Gran Espíritu”, les guiaba a través de señales que buscaban en los entornos naturales, como podrían ser la configuración de las nubes o la aparición de ciertos animales por la zona.

Un hecho muy llamativo es que el código genético es prácticamente universal. Las plantas y los animales hablamos todos el mismo idioma, pero cada especie lo usa de una manera específica para conformar los distintos cuerpos de la diversidad universal. Eso explicaría la creencia de los pueblos antiguos de que el Gran Espíritu se fragmentó en la materia y en todo los seres vivos.

Cuando se fragmentó, dejó pistas distintas en cada una de sus partes para ayudarnos a recordar nuestra verdadera esencia, para entrar en contacto con ella y para regresar eventualmente a la conciencia de nuestra unicidad al derrotar al ego que nos mantiene separados.

Cada uno de nosotros, como fragmentos divinos que somos, tenemos un camino particular, estamos en distintos niveles de aprendizaje, tenemos lecciones específicas qué aprender y como almas nos hemos impuesto a nosotros mismos retos o misiones que pretendemos cumplir durante nuestro tiempo sobre la tierra. Por eso tenemos distintos animales de poder que con su ejemplo, su amor planetario y sabiduría nos guían y nos apoyan en todo aquello que nos corresponde lograr en cada etapa de nuestro largo camino.

En el libro "El Juego de los Animales de Poder" (Ed. Obelisco, Barcelona, 2011) encontrarás las instrucciones para llevar a cabo un ritual que te permitirá descubrir los tuyos y trabajar con ellos para que, observando sus pautas de conducta, logres decodificar los mensajes que la inteligencia cósmica plasmó para ti en cada uno de ellos.

Por ejemplo, observando la forma en que caza su alimento un depredador, podemos aprender acerca de la forma en que nosotros mismos debemos acechar a nuestro ego para poder librarnos de él.

Parte del gran destino de la humanidad, conforme despierta y cobra consciencia de su unicidad, consiste en dejar de ser el mayor depredador del resto de los animales y convertirse en su mayor benefactor.

Por eso, el segundo objetivo de este Juego de los Animales de Poder, es recaudar fondos para colaborar con los profesionales que se dedican a la protección de los animales y de sus respectivos hábitats.

En virtud de ello, un porcentaje de mis ganancias como autora generadas a través de este juego son donadas a la fundación internacional WWF Adena, que financia más de 1000 programas distintos que cumplen estas metas. Esta organización está avalada y supervisada por Charity Navigator, una institución que evalúa a las instituciones de este tipo.

Con las regalías anticipadas también he apadrinado 4 hectáreas de selva amazónica donde habitan animales en peligro de extinción, a través de la Reserva Ecológica de Chontachaca en la Biósfera del Manu, en Perú.

Te invito a que tú también colabores utilizando un porcentaje de tu tiempo, de tus recursos, habilidades y talentos para convertirte en voluntario o para apoyar la financiación de cualquier iniciativa de protección ecológica hacia la que te sientas atraíd@.

Recibe un abrazo y mucha paz.

Karina Malpica

 


"La vida humana no es la única vida ni el último eslabón. Es parte de todo un entramado de experiencias. El espíritu fluye a través de toda la vida, y despojados de todos nuestros disfraces, estamos compuestos de la misma esencia."

Penélope Smith
Cómo hablar con los animales


 

¿CÓMO NOS GUÍAN LOS
ANIMALES DE PODER?

 

Por Karina Malpica

 

Dentro de las tradiciones chamánicas, cuando se habla de un animal de poder, no se hace referencia a un ejemplar específico, sino a su espíritu común. Sin excepción, todas y cada una de las especies que caminan, vuelan, reptan o nadan sobre la faz de nuestro planeta, cuentan con poderes especiales y una sabiduría propia ganada a través de las miles y miles de experiencias individuales acumuladas generación tras generación desde el principio de los tiempos… La teoría del campo morfogenético se ha utilizado para explicar la transmisión de informaciones entre los individuos de una especie. Se supone que cuando un número determinado de individuos aprenden algo y se alcanza una “masa crítica”, el resto de la especie manifiesta dicho aprendizaje como un comportamiento instintivo. Dicho campo sería entonces una especie de memoria común o inteligencia colectiva… o dicho en términos chamánicos, el espíritu del animal de poder con el cual entramos en contacto cuando lo invocamos.

Cuando empecé a interesarme por estos temas, durante el transcurso de un viaje chamánico con la bebida ceremonial ayahuasca, tuve la oportunidad de interactuar con el espíritu de uno de mis animales de poder: la Mantis religiosa.

Minutos antes yo había adoptado con mi postura física el gesto de oración que le ha dado a este insecto el calificativo taxonómico de “religiosa” y comprendí que esa postura era uno de sus mensajes codificados. Pude ver que se trataba de algo simbólico y no verbal. La postura me estaba enseñando la importancia y el imperativo de estar haciendo lo que había hecho justo unos momentos antes, o sea, orar para agradecer al Universo sus bendiciones porque eso hacía que continuaran, ya que aquello en lo que fijas tu atención se multiplica. Entendí que la oración puede parecer un acto estático, pero en ocasiones es lo más dinámico que hay porque agradecer de antemano lo que uno va a recibir es la mejor forma de atraerlo.

mantis

mantis

Tiempo después, estudiando Un curso de milagros, que es un sistema para identificar todas las trampas del ego que nos mantienen en la ilusión del miedo, realicé un ejercicio de imaginación activa como el que describí páginas atrás. Al final de la sesión le pedí un consejo a este animal de poder y me vino a la mente el recuerdo de que un día una mantis entró a mi casa y tuve oportunidad de observarla cazar a una gran cantidad de bellas polillas cuando se situó junto a un foco. Al decodificar esta imagen de la misma manera que en la sesión de ayahuasca, vi que el simbolismo podría traducirse en forma de consejo mediante estas palabras: “Mantén en tu mente los principios de Un curso de milagros que son tu fuente de luz, para que puedas observar tus pensamientos y cazar eficientemente todas las trampas de tu ego.”

Una tarde, paseando por un bosque encontré una mantis, la puse en mi mano y estuve observándola. Se quedó completamente inmóvil hasta que pasó por su campo de visión una mosca y sin desperdiciar un solo movimiento, la atrapó al vuelo, se la comió y después de unos minutos de regresar a su calma habitual, ¡hasta la excretó en mi mano! En aquella etapa de mi vida yo estaba muy preocupada por hacer un montón de cosas para lograr mis objetivos y del comportamiento de la mantis aprendí que el poder de la quietud mental y emocional me permite concentrar la atención que se requiere para no dejar escapar las oportunidades y no desperdiciar el tiempo en movimientos que desgastan la energía. También entendí que actuando de esa forma podía digerir bien las cosas y pasar a lo siguiente en vez de quedarme dando vueltas sobre el mismo tema sin conseguir nada.

En otra ocasión le pregunté al espíritu de la Mantis cómo podría interpretarse el hecho de que en su especie las hembras se coman a los machos. Entendí que esta muerte también era un acto simbólico que hacía referencia al arte tántrico de la disolución del ego durante la unión sexual y me puse a investigar algo más al respecto.

En la selva del Manu encontré una mantis con forma de hoja de coca, lo cual me pareció la cúspide de su mimetismo. La invité a mi habitación y al observarla a contraluz empecé a ver su campo energético. Lo estuve viendo hasta que me quedé dormida...

mantis

Podría seguir llenando varias páginas más con todo lo que en determinados momentos he aprendido, interpretado o proyectado sobre la Mantis. Seguramente otra persona cuyo animal de poder también fuera la Mantis podría escribir algunas cosas similares y muchas otras diferentes. Y todo sería válido, porque como explica Jung en Psicología y alquimia, el autoconocimiento consiste en proyectar nuestro inconsciente sobre la materia prima de las cosas con las que nos topamos en la vida.

En la teoría psicoanalítica de Jung nuestro inconsciente no contiene únicamente recuerdos reprimidos, sino el caudal de la sabiduría de nuestra alma. Además, en su visión, el inconsciente no es sólo individual, sino colectivo. Así es que, mediante nuestra interacción con los animales de poder, además de entrar en contacto con esa inteligencia colectiva, podemos tener acceso a nuestro propio conocimiento y a la sabiduría de nuestra especie.

Podemos aplicar este conocimiento de una manera que nos sea útil en nuestras vidas, de forma que a la luz de nuestra conexión con el todo, comprendamos lo poderosos que realmente somos y aprendamos a manejar la Matriz Divina para crear las mejores realidades para nosotros y para el maravilloso mundo en el que vivimos.

Si te interesa trabajar activamente con tus animales de poder de esta forma, te invito a asistir a alguno de mis próximos talleres, donde podrás descubrir cuáles son los tuyos y cómo puedes contactarte con ellos directamente.

Consultar fechas y lugares en la agenda de mi web www.karinamalpica.com

También puedes encontrar a tus animales de poder por tu cuenta,
siguiendo las instrucciones para hacer un ritual especial que encontrarás en el libro
"El Juego de los Animales de Poder"

(Ed. Obelisco, Barcelona, 2011).

 


Portada - Presentación - Oráculo - Índice de Animales - Colabora - Acerca - Facilitadores