El miedo y Ho’oponopono

EL MIEDO Y HO’OPONOPONO

¿Tenemos miedo de un hecho o de una idea acerca del hecho? ¿Tenemos miedo de la cosa, tal como es, o tenemos miedo de lo que creemos que es?  El miedo nos imposibilita avanzar.

Cuando decidimos enfrentar el temor, y lo hacemos, podemos ver que no era tan terrible como habíamos pensado. Porque el miedo es una creación de la mente. Y como tal allí pertenece.

En el momento que nuestro ser interno nos pide tomar una decisión (terminar una relación, dejar un trabajo, cambiar de carrera), permitamos que sea el cuerpo el que lo sienta. Dejemos vibrar la visualización de la nueva situación en cada órgano de nuestro cuerpo. Agradezcamos al mental por mostrarnos mediante la creación del miedo, aquello que aún debemos sanar (autoestima, confianza, valoración). Perdonemos internamente esa energía negativa creada por nosotros mismos, y pidamos que sea liberada y purificada. Y colmemos ese espacio bendito con puro amor por nosotros mismos y todo lo que nos rodea. Recordemos ser siempre agradecidos por los dones recibidos, pues la gratitud empata con las más altas vibraciones del amor, y se instalan en tus cuerpos (físico y sutiles) facilitando el proceso de sanación.

Todos hemos pasado momentos de angustia, de incertidumbre y hasta miedo por lo que vendría, por no saber si las decisiones que queríamos tomar serían las mejores para nosotros y, en algunos casos más, cuando esas resoluciones afectaban a otros seres (las madres que criamos solas a nuestros hijos lo hemos vivido muy intensamente). Sin embargo, cuando aceptamos desde la profunda convicción de nuestra alma que somos parte de la Unidad, que no estamos metidos en una burbuja, solos en el espacio, sino que estamos íntimamente ligados con la Fuente Divina, TODO se puede. Y todo llega!!

El Universo abundante y prodigioso se encarga soberanamente de armonizar las nuevas situaciones a las que te enfrentas, de poner en tu camino a la gente que necesitas, de mostrarte otras posibilidades que no habías considerado antes… Solo hace falta que seas absolutamente sincero contigo mismo, y de esa manera, puedas alinear tu esencia con la Luz y brillar en Armonía y en Unidad.

♥♥♥ V. Heiland 16-04-2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*