¿Qué es el Nervio Vago? función, estimulación, técnica de respiración, beneficios

images

¿Qué es el Nervio Vago? función, estimulación, técnica de respiración, beneficios

Es el décimo de los nervios craneales, a menudo llamado el “Nervio de la compasión”, porque cuando está activo, ayuda a crear las “ondas calurosas” que sentimos en nuestro pecho cuando nos dan un abrazo o nos conmueve algo…

En el año 1921 el fisiólogo alemán llamado Otto Loewi descubrió que la estimulación del nervio vago causaba una reducción de la frecuencia cardíaca mediante la liberación de una sustancia que él llamó “Vagusstoff” (en alemán “Sustancia vaga”). La “sustancia vaga” fue más tarde identificada como la acetilcolina y se convirtió en el primer neurotransmisor identificado por los científicos.

Vagusstuff es literalmente un tranquilizante natural que nos podemos auto administrar simplemente tomando algunas respiraciones profundas con exhalaciones largas.

La palabra vago significa “errante” en latín. El nervio vago es conocido como el nervio errante, ya que tiene varias ramas que divergen en dos tallos gruesos arraigados en el cerebelo y el tronco cerebral que vagan hacia las vísceras más bajas del abdomen tocando el corazón y la mayoría de los órganos más importantes en el camino.

El nervio vago está constantemente enviando información sensorial sobre el estado de los órganos al cerebro. De hecho, entre el 80 y el 90% de las fibras nerviosas del nervio vago se dedican a la comunicación del estado de las viseras al cerebro.

El nervio vago es un conjunto de nervios que se origina en la parte superior de la médula espinal. Éste activa diferentes órganos en todo el cuerpo (tales como el corazón, los pulmones, el hígado y los órganos digestivos). Cuando se activa, puede producir esa sensación de expansión caliente en el pecho, por ejemplo, cuando nos conmueve la bondad de alguien o cuando apreciamos una hermosa pieza de música.

El neurólogo Stephen W. Porges de la Universidad de Illinois, en Chicago, sostuvo, hace mucho tiempo, que el nervio vago es [el nervio de la compasión] (por supuesto, sirve para muchas otras funciones también). Hay varias razones que justifican esta afirmación. Se cree que el nervio vago estimula ciertos músculos en la cavidad vocal, permitiendo la comunicación. Reduce la frecuencia cardíaca. Ciencia muy nueva sugiere que puede estar estrechamente relacionado con las redes de receptores para la oxitocina, un neurotransmisor implicado en la confianza y el vínculo maternal.

Nuestra investigación y la de otros científicos sugieren que la activación del nervio vago se asocia con sentimientos de cuidado y de la intuición ética de que los seres humanos de diferentes grupos sociales (incluso contradictorios) comparten una humanidad común. Hemos encontrado que las personas que tienen alta activación del nervio vago en un estado de reposo son propensas a sentir emociones que promueven el altruismo, la compasión, la gratitud, el amor y la felicidad.

La psicóloga Nancy Eisenberg de la Universidad del Estado de Arizona ha encontrado que los niños con una línea de base de alta actividad en el nervio vago son más cooperativos y propensos a dar. Esta área de estudio es el comienzo de un nuevo y fascinante argumento sobre el altruismo: que una rama de nuestro sistema nervioso ha evolucionado para dar soporte a tal comportamiento.

Cuando alguien dice “… yo confío en mi instinto”, también podría decir “… yo confío en mi nervio vago” ya que los instintos son intuiciones emocionales transferidas al cerebro a través del nervio vago.

Como en todo circuito de retroalimentación mente-cuerpo los mensajes también viajan en sentido contrario, o sea, de la mente consciente a través del nervio vago hacia los órganos ya sea para indicarles que estamos en un momento de calma o en una situación de peligro, para preparar el cuerpo para una “lucha o huida”.

Nuestro sistema nervioso autónomo está compuesto de dos sistemas opuestos que crean un tira y afloja en nuestra mente. El sistema nervioso simpático está orientado a hundir el pie en el acelerador ya que se nutre de adrenalina y cortisol y es parte de la respuesta de lucha o huida. El sistema nervioso parasimpático es el polo opuesto. El nervio vago es el eje central del funcionamiento del sistema nervioso parasimpático. Este está orientado a reducir la velocidad y utiliza neurotransmisores como la acetilcolina para aminorar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y ayudar al corazón y órganos a ir más despacio.

La estimulación selectiva del nervio vago se emplea en algunos tratamientos médicos, por ejemplo, es asiduamente utilizado en personas que sufren depresión, también se aplica en algunos casos para tratar la epilepsia.

image037

Estrés y el nervio vago

Los niveles de hormonas del estrés de tu cuerpo son regulados por el sistema nervioso autónomo (SNA) . El SNA tiene dos componentes que se balancean entre sí, el sistema nervioso simpático (SNS) y del sistema nervioso parasimpático (SPS).

El SNS aumenta la actividad del sistema nervioso. Nos ayuda a manejar lo que percibimos como emergencias y está a cargo de la respuesta de huir-luchar.

El SPS disminuye la actividad del sistema nervioso y nos ayuda a mantener la calma. Promueve la relajación, el descanso, el sueño y la somnolencia al desacelerar nuestro ritmo cardíaco, lo que disminuye la velocidad de nuestra respiración, contrae las pupilas de los ojos, aumenta la producción de saliva en la boca, y así sucesivamente.

El nervio vago es el nervio que proviene del cerebro y controla el sistema nervioso parasimpático, que controla tu respuesta de relajación. Y este sistema nervioso utiliza el neurotransmisor, la acetilcolina. Si tu cerebro no puede comunicarse con el diafragma a través de la liberación de acetilcolina desde el nervio vago (por ejemplo, afectada por la toxina botulínica), entonces dejarás de respirar y morirás.

La acetilcolina es responsable del aprendizaje y la memoria. También es calmante y relajante, es utilizada por el nervio vago para enviar mensajes de paz y relajación a todo el cuerpo. Una nueva investigación ha encontrado que la acetilcolina actúa como un freno importante para la inflamación en el cuerpo . En otras palabras, estimulando el nervio vago envías acetilcolina por todo el cuerpo, no solo relajándote, sino también apagando el fuego de la inflamación que se relaciona con los efectos negativos del estrés.

Salud, longevidad y envejecimiento

A medida que envejeces, tu sistema inmunológico produce más moléculas inflamatorias, y tu sistema nervioso activa la respuesta al estrés, promoviendo así un colapso del sistema y el envejecimiento.

Esto no es hablar por hablar, está respaldado por estudios científicos.

Por ejemplo, Kevin Tracey, director del Instituto Feinstein para la Investigación Médica, descubrió cómo el cerebro controla el sistema inmune a través de una conexión directa basada en los nervios.

Él describe esto como el reflejo inflamatorio. En pocas palabras, es la forma en que el sistema inmune responde a la mente.

Explicación:

El sistema inmunológico es controlado por un nervio llamado nervio vago.

Pero éste no es cualquier nervio.

Es el nervio más importante que viene desde el cerebro y viaja a todos los órganos principales.

Y tú puedes activar este nervio – a través de la relajación, la meditación y otras prácticas antiguas, tales como el sistema de la Lengua de Luz maya, combinada con “técnicas de activación del nervio vago” dadas por el Grupo y Steve Rother, el nervio vago se puede activar y trabajar energéticamente a través de la geometría, la frecuencia, el color y la luz.

¿Cuál es el beneficio de esto?

Pues bien, mediante la activación del nervio vago, tu puedes controlar tus células inmunes, reducir la inflamación e incluso prevenir la enfermedad y el envejecimiento!

Es cierto. Mediante la creación de estados cerebrales positivos – como maestros de meditación han hecho durante siglos – se puede activar el nervio vago y controlar la inflamación.

En realidad puedes controlar la función de los genes por este método. Activa el nervio vago, y podrás encender los genes que ayudan a controlar la inflamación. La inflamación es uno de los factores centrales de la enfermedad y el envejecimiento.

Regeneración celular

Aún más fascinante fue el descubrimiento de que nuestro cuerpo se puede regenerar a cualquier edad.

Diane Krause, MD, PhD, de la Universidad de Yale descubrió que nuestras propias células madre adultas innatas (células de nuestra médula ósea que pueden convertirse en cualquier célula en el cuerpo) pueden transformarse en las células del hígado, el intestino, los pulmones y la piel.

Este es un avance fenomenal.

He aquí el por qué:

Esto significa que tenemos el poder de crear nuevas células y renovar nuestros órganos y tejidos acualquier edad.

¿Y cómo se controlan estas células madre?

Lo has adivinado: el nervio vago.

Por ejemplo, Theise et al. han encontrado que las células madre están conectados directamente al nervio vago. La activación del nervio vago puede estimular a las células madre a producir nuevas células y reparar y reconstruir tus propios órganos.

Así que la relajación – un estado de calma, paz y tranquilidad – puede activar el nervio vago.

Y el nervio vago, a su vez, activa las células madre para regenerar y renovar tus tejidos y órganos.

Relajación y meditación

Técnica de respiración y estimulación del nervio vago

El método de respiración que os explico para estimular y activar el nervio vago es muy sencillo. Inspirando por la nariz, usando respiración abdominal o diafragmática. Cuando se realiza este tipo de respiración profundamente se lleva aire a la parte más baja de la caja torácica. La respiración se ha de hacer de forma lenta y profunda, con lo que se efectúa un adecuado uso del diafragma. Lo que hacemos es lo siguiente: inspiraremos tranquilamente contando mentalmente hasta 4, mantendremos el aire en los pulmones contando hasta 6, y lo expulsaremos de nuevo contando hasta 4, pero al expulsarlo, lo haremos como si estuviéramos echando vaho a unas gafas para limpiarlas, es decir, contrayendo ligeramente los labios, de forma que al exhalar, se estimule el nervio vago.

Este simple procedimiento, practicado con regularidad, no solo nos instaura de forma natural la respiración abdominal sino que consigue estimular este nervio vago, permitiéndonos disfrutar y recoger los beneficios de la relajación mental y del proceso de meditación que hagamos a continuación.

Reducirá la inflamación, los científicos incluso han demostrado que la meditación hace más grande y mejor al cerebro.

Ellos trazaron la función cerebral de los “meditadores profesionales” trayendo al laboratorio a Lamas tibetanos entrenados en la concentración y el control mental.

¿El resultado? Ellos encontraron niveles más altos de ondas cerebrales gamma y cortezas cerebrales más gruesas (las áreas asociadas con las funciones cerebrales superiores) en los meditadores.

La relajación puede tener otros efectos poderosos en nuestra biología.

En biología, ser un sistema complejo que puede adaptarse a su entorno y que es resistente y flexible es fundamental para la salud.

Lo mismo es cierto para nosotros.

Cuanto más complejos y flexibles somos, más saludables estamos.

Tomemos, por ejemplo, los latidos del corazón.

Su complejidad se llama variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC) o variabilidad latido a latido. Cuanto más compleja sea la VFC, más saludable es. La frecuencia cardíaca menos compleja es la peor – una línea plana.

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con la relajación?

La VFC también es controlada por el nervio vago.

Como puedes ver, encender la respuesta de relajación y la activación de ese nervio vago es fundamental para la salud.

La activación del Nervio Vago:

Ayudará a regenerar tus órganos y células mediante la activación de las células madre

Aumentará su variabilidad de la frecuencia cardíaca

Aumentará el espesor de su cerebro (que normalmente se encoge con la edad).

Aumentará la función inmunológica

Modulará tu sistema nervioso

Reducirá la depresión y el estrés

Mejorará el rendimiento

Mejorará su calidad de vida

Los médicos conocen numerosas “maniobras vagales”, que son procedimientos que permiten estimular el nervio y que practican personas cuyo ritmo cardiaco es demasiado rápido (taquicardia) o que sufren de hipertensión. Estas “maniobras” consisten sobre todo en:

Aguantar la respiración.

Colocar un paño húmedo y fresco sobre la cara.

Presionar fuertemente sobre los ojos (compresión de los globos oculares).

Beber un vaso de agua fría rápidamente.

Acostarse sobre una superficie inclinada, con la cabeza hacia abajo (posición de Trendelenburg).

Contraer el abdomen como si se fuera a recibir un golpe en el estómago.

Inspirar profundamente hinchando el vientre (es la mejor forma de estimular el nervio vago, al oxigenar la sangre).

Aprender a estimular de forma natural el nervio vago tiene grandes beneficios, ayudando al organismo a relajarse. Además, realizar estas maniobras ayuda a no picar ni comer compulsivamente por culpa del estrés y la ansiedad.

Compasión y ADN

Elizabeth Blackburn, PhD, quien descubrió los telómeros

(el telómero es una región de ADN no codificante que se encuentra en los extremos de los cromosomas lineales. La longitud del telómero varía según la especie y el cromosoma http://medmol.es/temas/80/), ha explicado que, en última instancia, éstos se hacen tan cortos que, al final, nuestro ADN se desenreda y ya no se podemos replicar nuestras células, por lo que mueren.

El estrés mental produce un acortamiento más rápido de los telómeros – y conduce a un envejecimiento más veloz.

¿Qué es aún más notable?

En un estudio en cuidadores de pacientes enfermos, la salud de los telómeros de los cuidadores fue determinada por su actitud.

Los cuidadores que sentían que el cuidado era una carga tenían telómeros más cortos, mientras que los que veían su trabajo como una oportunidad para ser compasivos no presentaban acortamiento.

El Dalai Lama dijo que el asiento de la compasión es en realidad biológico – y necesario para la supervivencia.

Tal vez el desarrollo de la compasión y la sabiduría para hacer frente a las condiciones de vida desfavorables es la verdadera clave de la longevidad.

Simplemente puede ser que el trabajo de comprender nuestra verdadera naturaleza a través del cultivo de nuestras mentes y corazones con las prácticas positivas, como las técnicas de meditación o similares, es fundamental para la salud y la longevidad.

Las formas en que podemos cambiar nuestro cuerpo a través de cambiar nuestra mente ya no son simplemente teorías.

Hay un nuevo lenguaje científico para comprender cómo las cualidades de la mente controlan el cuerpo a través de los efectos sobre el nervio vago, las células inmunes, las células madre, los telómeros, el ADN, y mucho más.

Recuerda que tu cuerpo tiene todos los recursos y los sistemas infinitamente adaptables a autorregularse, repararse, regenerarse y prosperar

Simplemente tienes que aprender a trabajar con tu cuerpo, en lugar de trabajar contra él. Entonces puedes tener una vida próspera y saludable – y vivir toda tu vida útil, que puede ser de hasta 120+ años!

Amor

Pero hay algo aún más genial – la investigación que Dacher Ketlner, director del Laboratorio de Interacción Social de la Universidad de California, Berkeley, está llevando a cabo, muestra de que la estimulación del nervio vago no solo es buena para ti – es buena para el planeta.

“Nuestra investigación y la de otros científicos sugieren que la activación del nervio vago se asocia con los sentimientos de cuidado y de la intuición ética de que los seres humanos de diferentes grupos sociales (incluso contradictorios) comparten una humanidad común. Se ha encontrado que las personas que tienen alta activación del nervio vago en un estado de reposo son propensas a sentir emociones que promueven el altruismo – la compasión, la gratitud, el amor y la felicidad.”

fuentes:
https://canalelsalvador.wordpress.com/2014/09/01/nervio-vago-como-estimular-nuestra-valvula-de-escape-emocional/
http://es.sott.net/article/20879-El-Nervio-Vago-regeneracion-y-sanacion-al-alcance-de-la-mano
http://www.saludnutricionbienestar.com/cual-es-el-estado-de-su-nervio-vago/

 

vía:

http://alma-espiritulibre.blogspot.com.ar/2015/04/que-es-el-nervio-vago-funcion.html

3 comentarios:

  1. María Susana Guiberguis

    Increíble, muy intersante.Sanador.

  2. Es increíble como las nuevas investigaciones están acercando lo que conocíamos como místico o espiritual a aplicaciones prácticas que conllevan a un beneficio físico real.
    SI pueden recomendarme una página que hable con claridad te técnicas de relajación y meditación se los agradecería mucho.
    Gracias por este gran compendio de información nos ayuda a ver las cosas de una manera más global.

  3. Merith Rios Flores

    Excelente información, me ayuda en estos momentos, que tengo mi nieto de menos de 2 meses y tuvo ESPASMO DEL SISTEMA VAGAL, llegué a este artículo, que nos llena de preocupación, pero también de esperanza… espero que el bebé que tiene 1. 24 días …supere ésta dificultad…
    Si me puede ayudar con una respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*