NUEVA CONCIENCIA

EL CALENDARIO MAYA

CAMBIO HACIA UN TIEMPO SINCRONIZADO CON LA NATURALEZA

Jorge Mañalich Arana*

Los Mayas sincronizadores galácticos nos legaron un sistema complejo, el Tzolkin un calendario basado en el movimiento de la luna, ella con sus cuatro fases de 7 días de duración cada una conforman un movimiento armónico de 28 días por luna, lo que hace un total de 13 lunas por año o 364 días de rotación de la tierra en su órbita, dejando un día llamado día fuera del tiempo o día verde, que es el salto a una octava superior una vez por año pues los sistemas galácticos tienen su movimiento en forma helicoidal y no circular.

Este calendario o sincronizador galáctico es siempre eterno y su forma o plantilla es una estructura armónica que representa el tiempo natural, utilizando este calendario acompañamos a la naturaleza en su flujo evolutivo y ella nos acompaña a nosotros.

Respetando este flujo de energía accedemos a la ley del mínimo esfuerzo, que significa con el menor uso de energía obtener el mayor resultado. Los mayas siempre se fijaban en el movimiento de la luna nunca iban a sembrar en un tiempo donde se debía cosechar, siempre se fijaban las características de cada luna para saber que hacer.

El calendario gregoriano es un instrumento totalmente desincronizado, pues su uso contempla una plantilla de 12 meses, con meses de 31, 30, 29, 28, días cada uno, donde ponen un movimiento lunar de 28 días en una plantilla de 30, mezclando parte de dos lunas en un mes, aparte que cada día no tiene mayor sentido, puesto que si no es una fecha importante para nosotros su uso es estrictamente comercial, para los humanos la única y gran fuerza que mueve el uso del calendario gregoriano, es ver cuando cobro, si cobre estoy esperando que termine el mes para cobrar de vuelta o cuando es mi cumpleaños o alguna fecha importante para mi, o cuando me voy de vacaciones.

El calendario gregoriano una plantilla irregular que distorsiona el tiempo quedándose solamente en la tercera dimensión, atrapados por el ego, en una energía 12/60, 12 meses con horas de 60 minutos solamente para trabajar y ser productivo, esto solamente nos desincronizan con el tiempo y el ser multidimensional que somos nosotros y nuestro querido planeta.

 

LA IMPORTANCIA DE SINCRONIZARSE CON LA 4TA DIMENSION

Este sincronizador galáctico nos permite acceder a la cuarta dimensión, el tiempo, el aquí y ahora, para ascender a las quinta dimensión, donde no hay dualidad.

El calendario Maya nos permite entender que cada día tiene un sentido y energías, conociendo esas energías podemos acceder a otras dimensiones, actuando en el día a día conforme la naturaleza lo permite. Cada día tiene fuerzas destino, guías, análogas, ocultas y antípodas, sabiendo como utilizarlas según sus cualidades y sus acciones nos favorecemos pues vamos en la dirección que estas van.

También cada uno de nosotros somos una de esas energías que sabiendo como reconocernos nunca vamos a ir en contra de nuestra naturaleza. El calendario Maya nos permite saber que energía somos nosotros, cual es el don que nos han regalado y cuales las energías análogas y ocultas que nos favorecen y de esta manera poder crecer según las energías antípodas o desafío que nos permite crecer.

Desde el punto de vista del calendario Maya nosotros somos el cuerpo celular del planeta, si mi información energética y genética dice por ejemplo que soy una célula del hígado del planeta y yo trato de ser otra cosa, estoy yendo contra mi propia naturaleza eso me frustra y me hace sentir mal, sin comprender por que.

Cuando me sincronizo con mi propia naturaleza y actúo desde ese punto voy siempre a favor de lo que tengo que ser y no de lo que se supone debería ser. También al saber que yo soy una célula del cuerpo planetario comparto con otros seres la misma información lo cual me permite acceder a un trabajo mas participativo y comunitario conformando así un órgano de este planeta con una función especifica, de esta manera hago lo que vine a cumplir como misión planetaria.

 

CALENDARIO MAYA Y LOS CAMBIOS EN EL ADN

Debido al cambio energético de nuestro amado planeta , la tierra, durante miles de años la vibración magnética fue de 7,8 hz/seg. A partir de los años 80 mas o menos comenzó a modificarse esta vibración y hoy esta cerca de los 12 hz/seg., lo que produce una aceleración del tiempo lineal y de nuestro cuerpo energético y biológico, por eso los seres humanos estamos perdiendo la noción del tiempo y estamos comenzando a incorporar el aquí y ahora. Este cambio vibratorio juntos con otros, están modificando las cadenas del ADN energético y el biológico, por ejemplo el cuerpo celular de un humano cambio en un año el 98 % de sus células, menos las células del corazón y las neuronas, cuando nacen las células nuevas estas en su conformación atómica de un núcleo y varios electrones estos son reemplazados por nuetrinos, la diferencia entre un electrón y un neutrino es que el primero vibra a 160.000 Km/seg. Y el neutrino vibra a 300.000 Km/seg lo que produce un acercamiento del cuerpo energético al cuerpo biológico, que con este cambio las personas comenzamos a sufrir cambios muy importantes desde el aspecto biológico, energético y psicológico.

Bueno los aspectos que maneja el calendario Maya tienen también otras informaciones más que en futuros informes les seguiré ampliando.

Un abrazo en la luz

-----------------

*Jorge Mañalich Arana es Instructor del Calendario Maya e Instructor de Técnicas Chamánicas, puedes localizarlo a través de su e-mail: cabancauac@hotmail.com

 

Para saber más al respecto DFIR recomienda:

 

 
Responsables de la web:
Difusión Fraternal de Información Relevante
Última actualización: febrero del 2002
Diseño y hosting de la
web cortesía de: