DICCIONARIO DE
SIMBOLOGÍA

 
Radio / Rama / Rana / Rapto / Rata / Rayo / Razas / Rebaño / Reconciliación / Red / Reencarnación / Reforma / Reina / Reja / Reloj / Remar / Rendicion / Reptil / Restaurante / Retraso / Retrato / Revolución / Rey / Rezar / Río / Ropa / Rosa / Rubí / Rueda / Ruptura
 
 

Radio

«Soñé que iba a la radio porque me tenían que entrevistar en un programa de máxima audiencia. Ninguno de mis amigos se lo creía, hasta que me escucharon y se convencieron». Este es un sueño que indica tu acuciante necesidad de comunicación. Piensas que no te hacen el caso que te mereces y que tú tienes cosas importantes que decir. El sueño pretende sugerirte que debes manifestar tu opinión, que no debes cortarte, sino, al contrario, empezar a creer más en ti mismo. También podría indicar que estás desoyendo la voz de tu conciencia y que, por lo tanto, te convendría abrir los oídos y sintonizar más a menudo con tus frecuencias internas.

Rama

La rama de un árbol simboliza las actividades más cotidianas y comunes de tu vida diaria. Por eso, si la rama está en flor, te anuncia un período positivo y fructífero para tus proyectos más inmediatos. Posiblemente te espera una sorpresa, algo que deseas desde hace tiempo se va a hacer realidad. Si la rama está verde, te recuerda que no debes precipitarte, pues la paciencia tendrá su premio más adelante. Aguarda. Si la rama está seca, es más bien un aviso sobre la pérdida de vitalidad, de energía física. Últimamente no ejercitas lo suficiente tus músculos, quizá por un exceso de trabajo sedentario. Por último, si la rama está rota o cortada, es un indicio de que te has alejado de tu objetivo principal y transitas una vía cortada. Retoma el camino.

Rana

Soñar con ranas que dan saltos en un estanque es un símbolo de tu capacidad para adaptarte a cualquier circunstancia, de tu movilidad, de tu agilidad ante los cambios de cualquier índole. Sabes estar a las duras y a las maduras. Necesitas, además, estar activo, sentirte vivo e incluso puede que peques de un exceso de nerviosismo, de inquietud. Las ranas representan la lucha permanente contra el estancamiento, reflejan un carácter manifiestamente inconformista, de alguien que no se arredra ante las dificultades si sabe que a cambio puede obtener placeres nuevos o satisfacciones personales, o aprender cosas. Tus instintos están reclamando aventuras. Deseas un cambio de medio o de trabajo, incluso es posible que le estés dando vueltas a la idea de emprender un largo viaje.

Rapto

Si sueñas que eres víctima de un rapto, alude a una situación desagradable en la que te encuentras y a lo poco que estás luchando por salir de ella. Interprétalo como una advertencia para que te movilices de inmediato. Trata de arreglar los problemas más acuciantes, esos que te hacen sentir como si no fueras dueño de tus actos, en lugar de lamentarte en silencio y esconderte atemorizado. No aguardes a que otros decidan por ti, tú tienes la llave para escapar de cualquier conflicto.

Rata

Hambrientas y nocturnas, las ratas nos resultan casi siempre desagradables e inquietantes: son animales nefastos para el ser humano, pues acaban con las cosechas y han sido transmisoras seculares de terribles enfermedades. Cuando aparecen en los sueños suelen ser el símbolo de aquello que nos roe por dentro. Puede tratarse de un complejo de culpa o de un conflicto de conciencia que amenaza nuestra estabilidad. A veces, estos sueños tienen connotaciones sexuales, pero siempre referidas a deseos morbosos y sucios.

Rayo

Si el rayo de la tormenta amenaza tus sueños, interprétalo como una seria advertencia. Te sientes perseguido, asustado, tienes miedo a fracasar en un asunto importante. Algo está fallando. Si se trata de rayos X, deberás meditar profundamente acerca de los últimos acontecimientos de tu vida, porque el sueño trata de decirte que investigues en busca de algo que se te oculta en el plano consciente. Busca en tu interior para sacar al exterior todo lo que no te atreves a mirar de frente.

Razas

Soñar con alguien de otra raza. Revela la necesidad de cambiar, de alejarse de la rutina y vivir de otra forma. Buscas realidades nuevas que imaginas que te proporcionarán más satisfacciones. Soñar con gente de múltiples razas es un sueño tremendamente positivo. Te sientes a gusto entre toda clase de gente, y los demás contigo. Signo de éxito social.

Rebaño

Era pastor y conducía un rebaño. El estar allí, rodeado por mi rebaño, apacentándolo, me proporcionaba una gran sensación de paz, de protección. Pero sabía que tenía que llevar a los animales a un lugar lejano, cruzando muchos peligros y fronteras, y tenía miedo». Este sueño revela una contradicción: por un lado, estás deseando salir del ambiente en el que habitualmente te desenvuelves, conocer otros mundos, pero al tiempo te da pánico hacerlo, te falta seguridad en ti mismo para tomar la decisión. Activa tu voluntad, porque si no estás convencido de lo que haces, acabarás volviendo a la rutina.

Reconciliación

Soñar que te reconcilias con alguien querido (con tu pareja o con un familiar cercano) con quien estás distanciado o peleado en la vida real, anuncia que estás en un momento apropiado para reconciliarte de veras con esa persona. Se disuelven el rencor y la desconfianza. Si no mantienes ninguna rencilla con nadie, pero sueñas así mismo que te reconcilias, es un síntoma de que buscas la pacificación de tu propio yo, de que en tu interior pugnan y se debaten diversas tendencias contrapuestas que te están alterando y haciendo perder el equilibrio. Probablemente esa reconciliación se acerca y estás a punto de hacer las paces contigo mismo.

Red  

Una red de pesca vacía indica que te encuentras atrapado en circunstancias adversas. Es posible que tus sentimientos amorosos hacia alguien no se vean correspondidos y que eso te haya sumido en un estado de ansiedad y de impotencia. Si la red, por el contrario, estuviera llena de peces, has de esperar a que los acontecimientos sigan su curso. Deja fluir las cosas, todo se resolverá satisfactoriamente. Si es una red de otro tipo es una señal de advertencia, de que las cosas no son como parecen. Estás cayendo en la trampa de tus ilusiones, dejándote seducir por tu fantasía para adornar una historia de amor o de éxito personal, cuando la realidad es que no has conseguido todavía ni lo uno ni lo otro. Aunque eso no significa que debas perder la esperanza, tienes que ser más realista.

Reencarnación

Si en tu sueño te da la impresión de estar viviendo existencias anteriores o si sueñas expresamente que te reencarnas en algo o alguien, deberás interpretarlo como la necesidad que albergas de ir más allá de tus posibilidades actuales. Tienes una gran curiosidad por saber lo que te depara el futuro y por desentrañar las claves que hay en tu pasado. Pero esas respuestas las debes buscar en tu interior. En tu presente, en cosas a las que no concedes excesiva importancia, hallarás la información necesaria para imprimir a tu vida el giro que deseas darle, sin que tengas que elucubrar por más tiempo lo que sucedería si las cosas fueran de otra manera.

Reforma

Cuando sueñas que estás haciendo reformas en tu hogar, puede querer decir que tienes una urgencia por cambiar de aspecto o de imagen, o bien aludir a la necesidad de un cambio más radical y profundo. Sea lo que sea, hay algo en ti que te parece que se ha deteriorado y que necesita una buena mano de pintura. Si últimamente se te vienen abajo los planes y proyectos, quizá se deba a que tus cimientos no son tan sólidos como te figuras. Reflexiona primero, para averiguar dónde se halla el desperfecto, y plantéate después emprender una auténtica reforma en tu persona.

Reina

En los sueños, la imagen de la reina puede tener distintos significados según sea el contexto del sueño y la situación de la persona que sueña. A veces simboliza a la madre o a cualquier otra figura femenina poderosa o de la que dependamos. Pero en caso de que quien sueña sea una mujer adulta e independiente y que sueña que es reina ella misma, se puede interpretar como una manifestación de ambición desmedida, o bien como el signo de la culminación, consciente o inconsciente, de su proceso de maduración personal. También podría ser que anunciara un buen momento económico o de poder, una fase de éxito. Si la reina es destronada en el sueño, puede querer indicar una falta de seguridad en ti misma, pese a la apariencia de autoridad y de competencia de la que estás investida; o puede ser un aviso de tu inconsciente para que no te excedas en el ejercicio de tu poder, para que no abuses de la confianza que otros han depositado en ti, pues esa autocomplacencia podría tener consecuencias verdaderamente nefastas.

Reja

Verse metido entre rejas en el transcurso de un sueño representa, como todo aquello que supone un impedimento o una traba a nuestra libertad, el presagio de obstáculos y dificultades que nos veremos obligados a superar y que serán proporcionales a la robustez y solidez de la reja. La reja puede estar constituida por toda clase de materiales y poseer distintos colores y texturas que nos indicarán en cada caso la naturaleza aproximada de las dificultades que nos aguardan.

Reloj

Un reloj que marca una hora precisa te alerta de que estás perdiendo el tiempo y de que ha llegado el momento de lanzarte a actuar. Si se trata de un reloj sin horas o del que no puedes distinguir bien la posición de las agujas, tu inconsciente te está pidiendo paciencia, que no actúes con precipitación, porque aún no es preparado del todo. Si sueñas con varios relojes que marcan horas distintas, es un reflejo de tu estado de confusión, de tus contradicciones.

Remar

Si sueñas que remas en aguas turbulentas, es un símbolo de tu lucha en el proceloso mar de los sentimientos. Estás consumiendo tus fuerzas en una pasión no correspondida o tal vez en una relación destructiva y excesivamente tempestuosa. Debes separar la razón de las emociones y actuar con la cabeza más fría. Si, por el contrario, remas en aguas tranquilas, el sueño está relacionado, como todos los de agua en calma, con un estado interior de bienestar, autoconfianza y seguridad. Sin duda controlas la situación, estás al timón de tu barco. Si flotas en tu barca a la deriva, con los remos inactivos, es una señal de tu exceso de apatía en el amor. Te dejas llevar, te dejas querer, pero no pones la pasión que deberías en tus relaciones sentimentales. Estás dejando que la otra parte haga todo el trabajo y eso no es justo. Deberías echarle más voluntad.

Rendición

Rendirnos equivale a dejar de luchar, a resignarnos a que sean otros los que manden sobre nosotros, a acatar las condiciones que nos impongan los vencedores, estén o no de acuerdo con nuestros principios y convicciones morales. En el sueño, la rendición nos revela que, a cambio de una ventaja material de cualquier tipo (empleo, dinero, sexo...), estamos renunciando a lo mejor de nosotros mismos.

Reptil

Los sueños de reptiles, salvo si son serpientes o tortugas (que tienen otros matices), simbolizan lo más primitivo, voraz y rastrero de nuestra personalidad, nuestros más bajos instintos. Si somos devorados por reptiles, nuestros instintos se están apoderando de nuestra voluntad, convirtiéndonos en sus esclavos. Si, en cambio, vencemos nosotros a los reptiles, ello revelará que estamos luchando para dominar nuestros bajos instintos.  

Restaurante

«Volviendo a mi casa una tarde, me encontré que, en el lugar donde estaba el edificio donde vivo, habían puesto un restaurante». Este sueño te anuncia buenas oportunidades para los próximos tiempos. Sin embargo, el precio a pagar puede ser el de tener que renunciar a tu libertad o a tu independencia. Tu vida va a dar un salto cualitativo. Si el restaurante es de tu propiedad, es señal de que cuentas con buenos apoyos familiares.

Retraso

Uno de los sueños más recurrentes es el de llegar con retraso a la estación y perder el tren o el autobús. Significa que estamos dejando pasar oportunidades para mejorar por culpa de la pereza o la inhibición. Otras veces es el medio de transporte que esperábamos el que se demora más de lo debido, llevándonos incluso a volver a casa, dejando el viaje para mejor ocasión. También alude a que estamos perdiendo una ocasión importante, en este caso por precipitación e impaciencia. Si es otra persona la que nos hace esperar, tendremos que replantearnos los verdaderos sentimientos de dicha persona hacia nosotros.

Retrato

Si en tus sueños aparecen retratos antiguos, esto puede indicar una tendencia a volver al pasado. Estás dejándote llevar por la nostalgia de otros tiempos: puede tratarse de un amor que sentiste y que ya murió, o de la seguridad y protección que te daba tu entorno familiar durante tu infancia. Cuando la imagen con la que sueñas es la de tu propio retrato, se refiere a la opinión que tienes de ti mismo. Si estás pasando por alguna dificultad, el sueño te aconseja que empieces por reconocer tus errores para tratar después de superarlos. No te lamentes de tu mala suerte, y en cambio procura ser un poco más objetivo, fiel a ti mismo y consecuente con tus propios principios e ideas.

Revolución

Un sueño en el que apareces convertido en artífice o protagonista de una insurrección revolucionaria tiene una interpretación evidente: necesitas llevar a cabo un cambio de arriba abajo en tu interior, o al menos lo deseas con todas tus fuerzas. En el fondo de tu psique se está librando una ardua batalla entre tus valores más auténticos y las estructuras caducas que intentan seguir tiranizando y reprimiendo tus instintos. Dependiendo del éxito o el fracaso de la revolución con la que sueñas, deberás tomar nota y analizar tus emociones. Si en el sueño eres un mero espectador pasivo de la revuelta, quiere decir que tienes miedo de las consecuencias que ese cambio puede traer a tu vida y que estás ocultando tus intenciones.

Rey

Como símbolo onírico, la figura de un rey es el arquetipo de la perfección, del autogobierno, del poder, de la sabiduría. Su coronación en un sueño alude a la culminación de la evolución como persona de quien sueña. A este símbolo, por otra parte, le ocurre lo que a su equivalente femenino, la reina, como ya vimos anteriormente: si la persona que sueña es aún joven y depende de otros, el rey puede representar al padre o a otra figura similar; por el contrario, en un adulto la figura le representa a él mismo. En este último caso, como veíamos, el sueño puede anunciar que estás alcanzando la madurez o, también, el éxito profesional. Sea como sea, es el síntoma de un buen momento, de poder, autonomía, etc., en que la suerte te favorece y no te falta nada.

Rezar

Soñar que estás rezando indica tus deseos de apelar a las fuerzas del cosmos para resolver tus problemas. Te sientes impotente ante una situación angustiosa, necesitas protección. Pese a tu aparente desamparo, confías en que la suerte te sea de nuevo propicia. Esta imagen onírica también puede referirse a una promesa que hiciste o que te hicieron y que ahora esperas ver cumplida con la ayuda de las fuerzas del espíritu.

Río

Un río simboliza nuestra existencia y, según sea, se corresponderá con las peripecias de nuestro destino. Así, cuando fluye apacible y tranquilo, fertilizando las tierras que atraviesa, es un símbolo de bienestar y riqueza; si desborda su cauce y arrasa todo cuanto se cruza en su camino, es un mal presagio de penurias y calamidades, quizá incluso de muerte; cuando las aguas son cristalinas y puras, representa una circunstancia de felicidad; y, en cambio, si están contaminadas o turbias son síntoma de sentimientos impuros y pesares. Pero el fluir de las aguas del río también puede ser una representación de nuestro deseo de perpetuarnos en el tiempo, de prolongar nuestra vida, ya sea mediante los hijos o a través de nuestras obras. Por último, también podría aludir a una corriente de energía o de sentimientos que fluye en nuestro interior; en este último caso, si en el sueño nos limitamos a contemplar cómo fluye el río hacia el mar, la imagen refleja nuestro desaprovechamiento  de dichas energías o sentimientos: estamos dejando pasar la oportunidad y la corriente se la lleva consigo.

Ropa

«Soñé que me regalaban ropa y que todos alababan mi aspecto y decían que me sentaba de maravilla». Este sueño, mucho más frecuente en mujeres que en hombres, suele reflejar deseos de elegancia, de notoriedad y de éxito con el sexo opuesto. Pero si se observa en el sueño una prenda concreta que atrae nuestra atención, la imagen tendrá más que ver con lo que crees que la gente piensa de ti. Según sea el color, la talla, etc., de la prenda, tendrá distintas interpretaciones. Finalmente, si la ropa que luces en el sueño es muy llamativa y de colores chillones, ese deseo de despertar la atención desmedida de los demás indica una falta de seguridad en tus cualidades.

Rosa

Pocas flores encierran tantos y tan bellos símbolos como la rosa: plenitud, riqueza, perfección, delicadeza de sentimientos, sinceridad... Si sueñas que te regalan rosas, estás en un momento de plenitud sentimental. El viento sopla a tu favor en el amor. Por el contrario, soñar que nos pinchamos con la espina de una rosa y que sangramos evidencia un miedo muy arraigado a las relaciones sexuales, en general o con una persona en concreto, según lo represente el sueño que tenemos.

Rubí

El rubí es la piedra de la intensidad, de la pasión, tanto en la vida real como en los sueños. Por eso, soñar con un rubí expresa el deseo de vivir una aventura apasionada, un amor intenso que nos colme de felicidad. También puede ser el augurio de un flechazo o de relaciones sexuales ardientes.

Rueda

La rueda, por su forma circular, simboliza algo acabado, protector y seguro; por su movimiento giratorio, nos habla de nuestra evolución psíquica y del advenimiento de una fase nueva. Tu creatividad está tomando forma y alcanzando la madurez. Si la rueda gira sin problemas, nos augura el éxito y una evolución favorable de nuestros problemas cotidianos. Pero si sueñas que el vehículo en el que te desplazas pierde una rueda o se le rompe, es un mal presagio: vas a perder algo y esa pérdida afectará a tu equilibrio y a tu capacidad evolutiva. Y, lo peor de todo, si sueñas que caes bajo las ruedas de un vehículo, es una premonición de fatalidad en tu vida.

Ruptura

Si algo se rompe en tu sueño, ya se trate de un objeto material o de un vínculo emocional, deberás interpretarlo como un signo de abandono o separación de una etapa de tu vida. Algo está llegando a su fin y debes aceptarlo. Si andas enredado en avatares sentimentales, un sueño de ruptura o de pelea te indica el camino más adecuado: debes poner fin a una fase tormentosa. Esto no quiere decir necesariamente que debas alejarte de esa persona y romper con ella; tal vez la mejor vía sea la opuesta, la de cambiar de actitud y dar tú el primer paso hacia la reconciliación, para poder empezar de nuevo sin el lastre de los viejos conflictos no resueltos. La forma de la ruptura en el sueño, incluso las características del escenario en que ésta se produzca, te indicarán más detalles sobre el modo más pertinente de interpretarlo.

 

 

Regresar al Índice del Diccionario de Simbología
Regresar a Recursos de Mind-Surf

Ir al Taller de Trabajo con Sueños