La Puerta de
Jesús el Cristo
 
 

.
¿Qué es "La Crucifixión por un Ojo Testigo"?

Se supone que es una carta, escrita siete años después de la crucifixión por un amigo personal de Jesús en Jerusalén a un Hermano Esenio en Alejandría.
.

 

 

La Crucifixión

Por

UN OJO-TESTIGO

 

CONTENIDO

Parte I

    • Carta de un «Esenio» en Jerusalén a sus Hermanos en Alejandría
    • Comentarios finales del el Traductor Alemán

Parte II

    • La Orden de los Esenios en medio del Pueblo Judio

INTRODUCCION

Es necesaria una explicación breve para el lector antes de que proceda a la lectura de la más interesante Carta, la cual sigue al Prefacio.

La traducción al inglés de la antigua Copia en Latín de la Carta fue hecha por un Alemán ..................................

Es interesante notar que la traducción del Alemán se publicó en este país en 1873. Por razones que el lector inteligente entenderá indudablemente cuando siga adelante, el libro fue retirado de publicación en seguida en su aparición. Las placas fueron destruidas, y se cree que todas las copias publicadas del libro fueron asimismo eliminadas.

Afortunadamente, sin embargo, una copia encontró su camino dentro de las posesiones de un prominente Mason en el estado de Massachusetts.

Allí permaneció seguro hasta que fue descubierto accidentalmente por su hija durante el inicio del verano del presente año (1907). Esta dama, conociendo de mi interés en las cosas Masónicas, me envió amablemente la copia para su inspección. Yo reconocí en seguida su naturaleza extraordinaria y valor e importancia supremos.

Inmediatamente se empezó una investigacion a través de varios de los más prominentes distribuidores de libros y editoras concernientes, para averiguar si otras copias del pequeño libro pudieran ser encontradas. Al mismo tiempo se indagó para determinar si las copias oficiales del libro estaban aún en el archivo de la Biblioteca del Congreso.

Para mi sorpresa, ninguna otra copia del libro pudo ser encontrada, tras unos cuatro meses de búsqueda diligente.

Lo más extraño del asunto parece ser, que las copias oficiales que se depositaron en la Biblioteca del Congreso, en cumplimiento a la Ley de Derechos de Autor, también hubiesen desaparecido. De todos modos, en respuesta a mi indagación, me reportaron que ninguno de estos libros fue encontrado en la Biblioteca del Congreso.

Si esto es verdad, al parecer la copia de la cual la revisión siguiente fue hecha sería, sin duda, la única copia existente.

Estamos seguros de que el manuscrito en latin, de cual fue hecha la traducción al inglés, todavía está existe, y está en las manos de la Fraternidad Masónica en Alemania, dónde, sin duda, permanecerá protegida con seguridad del vandalismo Anti-masónico.

La naturaleza vital del documento no puede fallar en impresionar por si mismo al lector inteligente y al estudiante de historia religiosa. Y sinceramente esperamos que no sufra otro eclipse.

TK, Autor de "La Gran Obra"

Chicago, Noviembre, 1907

 

 

PREFACIO

Un miembro de la Compañía Mercantil Abisinia descubrió en Alejandría una casa antigua, anteriormente ocupada por Frailes Griegos, en cuya biblioteca -abandonado al olvido- se encontraba un pergamino viejo. Un francés erudito, accidentalmente presente, en seguida comenzó a descifrarlo; pero un misionero, fanático ortodoxo, intentó por todos los medios destruir el documento antiguo.

Pero los esfuerzos del misionero Jesuíta no parecen haber tenido éxito, puesto que una copia del original en Latin fué escrita, copia que a través de los Masones, encontró su camino en Alemania.

Se ha demostrado en los descubrimientos arqueológicos hechos en el lugar, que la casa donde el pergamino fue encontrado fue poseída y ocupada por la Orden de los «Esenios». Más aún, fue el único resto de literatura encontrado de la que una vez fue una bien-completa biblioteca de esta Orden de Hermandad científica y religiosa.

El francés erudito, quien fué el primero en concebir la importancia y valor histórico del manuscrito, trató dificilmente de enriquecer a la Academia Francesa con el original, pero, debido a las intrigas de la Misión Jesuítica en Egipto (inclinados a destruir un documento tan perjudicial para su doctrina), no tuvo éxito; sin embargo éste fue conservado principalmente a través de la intervención de comerciantes Abisinios y Sociedades Pitagóricas, de quienes la copia arriba mencionada llegó a la Institución Moderna de la Francmasonería, y una sociedad en Alemania la posee ahora, sin duda, la única copia que existe.

Con respecto al antiguo documento descubierto, éste consiste de una carta que el así-llamado «Terapeut» (el superior), considerado el miembro más alto de la Hermandad, había escrito a sus hermanos en Alejandría, en nombre de la Hermandad en Jerusalén. Esta carta fue escrita por él, sólo unos pocos años después de la muerte de Jesús, dando una descripción completa de la vida, doctrina y muerte de Jesús, quien según evidencia la carta había pertenecido y había sido un miembro de su Hermandad.

Los rumores de sus milagros, y finalmente de su martirio, habían tambien llegado a Alejandría, y como los hermanos allí tenían la convicción que él era su Hermano, predicó sus doctrinas, usó su señal de reconocimiento, y vivió de acuerdo con sus reglas, ellos manifestaron su deseo de ser informados sobre el tema, acerca de la verdad del asunto.

Para obtener esta información, su líder, o «Terapeut», había escrito una carta a su colega en Jerusalén, quien en respuesta escribió la carta de la que nosotros obtenemos un claro y verdadero conocimiento de este importante e interesante tema. Es un hecho, que nunca se ha puesto en duda por aquellos familiarizados con la historia antigua, que los Esenios siempre hablaron y escribieron la más estricta verdad; y esto, agregado a su vida moral y científica, acaba con cualquier duda acerca de la exactitud y autenticidad de la información dada en la antigua carta descubierta.

Aunque al principio no estaban organizados en medio de los judíos, esta Orden existía ya por los días de los «Macabeos»; y con ellos ésta asumió más una forma externa nacional, al mismo tiempo manteniendo la mayoría de las doctrinas antiguas Pitagóricas. La mayoría de los miembros eran agricultores y jardineros, y se reunían para promover la virtud y sabiduría entre ellos mismos.

Además, ellos se dedicaban, especialmente en los grados más altos, al arte de sanación, promovido a través de sus estudios de la naturaleza y el arte, y eran buenos conocedores de los efectos de la mayoría de las plantas y minerales conocidos en aquel tiempo para mejorar el organismo humano. Ellos hicieron útil este conocimiento sanando y aliviando a los enfermos.

Ellos eran verdaderos comunitarios, y todos ponían sus ganancias en un fondo común. Antes de la salida del sol nunca hablaban con nadie de cosas terrenales, pero se encontraban en oración al terminar el día. Habiendo tomado su comida de la mañana y vistiendo un tipo peculiar de ropa para trabajar, ellos se dirigian a su lugar de trabajo.

Al mediodía se volvían a juntar y, habiendo lavado sus manos y pies y vestidos con túnicas blancas limpias, comían su cena juntos.

De acuerdo a su reputación moral y talentos, eran divididos en cuatro clases o grados. En el primer grado habían especialmente niños adoptados (los "Esenios" dificilmente se casaban), aunque en casos en que un adulto deseaba ser admitido en su Orden, era necesario que pase por un período de prueba moral muy severo que duraba tres años.

Estaba estrictamente prohibido que un miembro de un grado alto divulgue cualquiera de los secretos de su grado a alguien de rango inferior.

El castigo por tal violación era la expulsión de la Hermandad. Nada excepto a una vida moral estricta, sabiduría, piedad, y excelencia en la ciencia, daba derecho a un grado más alto.

En su vida doméstica ellos practicaban la hospitalidad y benevolencia, cumpliendo estrictamente las reglas de la Orden, y nunca tomaban interés alguno o participación en política o revoluciones. En consecuencia ellos mostraban una completa inclinación pacífica.

Su saludo y señal de reconocimiento era: «La Paz esté contigo». En sus comidas ellos partian el pan y circulaban la copa, y veneraban a «Jehovah»; nunca hicieron sacrificio alguno en el templo, llevaban a cabo sus ceremonias en sus casas.

Ellos no conocían virtud más elevada que la de sufrir y morir por su creencias. Por lo tanto, la muerte no les aterrorizaba, pues ellos consideraban al espíritu un prisionero en el cuerpo, a ser liberado a través de la muerte, para luego regresar a la gloria celestial.

El engaño y la blasfemia eran considerados pecados graves (así como la riña y la venganza), y eran vistos con aborrecimiento.

Esta Orden, de la cual la Francmasonería es la versión moderna, estaba en el tiempo de Jesús ampliamente difundida a través de Palestina y de Egipto, y sus colonias estaban esparcidas por todo el país.

Ellos siempre mantenian un sentimiento fraternal agradable en sus reuniones, y compartían información sobre los asuntos de la Hermandad.

Tenían entre sus miembros a gentes de todas las profesiones y estratos de la sociedad, y aunque incluían a muchos hombres instruidos y personas ricas (quiénes a veces preferían mantener esto en secreto), ellos nunca excluyeron a pobres ni personas en circunstancias moderadas.

Por esto nosotros tenemos todas las razones para creer en esta carta, dictada por el amor a la verdad, y escrita por un hombre que fue un ojo-testigo de los mas importantes acontecimientos de la vida y muerte de Jesús, quién, como un miembro de su Orden, fue protegido y ayudado por ellos con toda la fraternal devoción de la Orden.

 

El Traductor.

 

 

DESCRIPCIÓN DE JESUS

Por su contemporáneo, Bublius Lentulus quien fué el predecesor de
Pontius Pilato como Gobernador de Judea.

 

Un hombre de majestuosa estatura y de semblante muy bello, en quien se halla tal majestad que aquéllos que lo miran están forzados a admirarlo.

Su cabello es del color del vino nuevo hasta sus orejas, y de allí hasta sus hombros es del color de la tierra, pero brillante. Esta separado en el medio de su cabeza, a la manera de los Nazarenos.

No se puede encontrar imperfección en sus orificios nasales y labios.

La barba es abundante, como su cabello, no muy larga, y dividida en el medio.

Hay una mirada de terror en sus solemnes ojos. Los ojos son como los rayos del sol, y es imposible mirarlo firmemente a la cara a causa de su brillantez.

Cuando él reprueba, da miedo; cuando él exhorta, llora. Él se hace amar, y es solemnemente alegre. Se dice que nunca le han visto reir, pero que fue visto llorar.

Sus manos y brazos son muy hermosos.

En conversación él es encantandor, pero raramente lo hace; y cuando él conversa, es muy humilde en su expresión.

En el presente, él es el hombre más bello que podría verse o podría imaginarse; al igual que su madre, quien es la joven más bella que alguna vez se haya visto por estos lugares.

El es instrucción, él es un objeto de maravilla para toda la ciudad de Jerusalén. Él nunca estudió nada y aún así conoce todas las ciencias.

Él calza sandalias, y va con la cabeza descubierta. Muchos se ríen de él al imaginarselo; pero en su presencia, y cuando le hablan, se asustan y tiemblan.

Se dice que nunca fue visto u oido hombre así por estos lugares. En verdad, como los hebreos me cuentan, nunca habían escuchado tales consejos, tan sublime doctrina como este Cristo enseña; y muchos de los judíos lo reconcocen como divino, y creen en él, mientras muchos otros lo acusan ante mí como estando contrarios a su grandeza.

Se reconoce que nunca ha hecho daño a nadie, pero sí el bien. Todos los que le conocen y han tenido trato con él, dicen que han recibido de él beneficios y salud.

-----------------------------------------------

La descripción anterior ha sido condensada de una carta escrita por Publius Lentulus, entonces Gobernador de Judea, a Tiberius César, Emperador de los Romanos.

LA ORDEN DE MUERTE DE JESUS

Sentencia dada por Pontius Pilate,

Gobernador Suplente de Baja Galilea, declarando que

Jesús de Nazareth sufrirá la muerte en la cruz.

 

En el año diecisiete del Emperador Tiberius César, a los 27 días de Marzo, en la ciudad de la santa Jerusalén --Annas y Caifas siendo sacerdotes, sacrificadores del pueblo de Dios --Pontius Pilato, Gobernador de Baja Galilea, sentado en la silla presidencial de los pretores, condena a Jesús de Nazareth a morir en la Cruz entre dos ladrones, la evidencia más notoria de la gente dice:

1. Jesús es un seductor.

2. Es un sedicioso.

3. Es enemigo de la ley.

4. Se llama falsamente el Hijo de Dios

5. Se llama falsamente rey de Israel

6. El entró al Templo seguido por una multitud que llevaba ramas de palma en sus manos.

Se ordena al primer Centurión Quilius Cornelius, llevarlo al lugar de ejecución.

Se prohibe a cualquier persona quien quiera que sea, pobre o rico, oponerse a la muerte de Jesucristo.

Los testigos que firman la condenación de Jesús son:

1. Daniel Robani, un Fariseo.

2. Joannus Robani.

3. Raphael Robani.

4. Capet, un ciudadano.

Jesús saldrá de la ciudad de Jerusalén por la verja de Struenus.

------------------------

Lo anterior esta grabado en una lámina de cobre, en cuyo reverso está escrito: «Una lámina similar se envía a cada tribu».

Esta se encontró en un antiguo jarrón jaspeado, durante la excavacion en la ciudad antigua de Aquila en el reino de Nápoles, en el año 1810, y fue descubierta por el Comisionado de Artes del Ejército Francés.

A causa de la expedición de Nápoles, esta fue guardada en una caja de ébano y conservado en la sacristía del "Charten" (Certosa).

La traducción francesa fue hecha por el Comisionado de Artes.

El original está en el idioma hebreo.

 
Ir a: "El Arte Perdido de Orar de los Esenios"
Regresar a la Puerta de Jesús el Cristo