La Puerta de
Los Ascendidos
 
 


¿Quién es Kuthumi?

Es un Maestro Ascendido, regente actual del Segundo Rayo Dorado. Es un ser de amor, sabiduría, iluminación y mucha humildad. Su retiro etérico está en la región etérica del lago de Dhal en Cachemira, India. Él y el Maestro El Morya inspiraron a H. P. Blavastky el movimiento Teosófico.
.

 

 

Los tres paradigmas:
Tu papel en la Tierra para vivirlos y difundirlos
Texto de Kuthumi canalizado por Jazmuheen en 1998

Y así amados míos de la luz, os habéis comenzado a reunir en las páginas de este portal, como los granos de arena en la playa... Tenéis aspectos distintos y diferentes concepciones, ¿no es verdad? Una onda energética os ha traído hasta esta web, al igual que el flujo y reflujo del mar crea olas en la playa. Esta marea o corriente energética es simplemente la manifestación de una de las leyes que dominan vuestro continuo de tiempo y espacio y controlan la formación de vida, materia y energía en esta parte del universo que llamáis planeta Tierra.

Si leemos la luz que surge del centro de vuestro corazón, vemos que su reflejo muestra diferentes grados de claridad. Todos vosotros evolucionáis y almacenáis informaciones que os ayudan en vuestro desarrollo y entendimiento personal.

El centro de vuestro corazón puede compararse con una puerta a una sala oscura. Si esta puerta se abre, entra la luz de otra habitación en la que todas las luces están encendidas. Algunos de vosotros buscan esta puerta, otros la han encontrado y la puerta ya está un poco abierta. Unos cuantos la han abierto del todo y la luz del interior brilla como el fulgor de un gran fuego.

Como algunos de ustedes están comenzando a comprender, la humanidad evoluciona de acuerdo con un plan divino. Todos tenéis que interpretar vuestro papel en el desarrollo de este plan. Es como si las informaciones que os llegan estuvieran en relación directa con las señales energéticas que vosotros enviáis. Porque vosotros siempre emitís señales, aunque a veces no seáis conscientes de ello. Todo lo que sucede en vuestra vida, en vuestro campo gravitatorio, es la reacción a una señal transmitida por vosotros.

La energía y la conciencia del Maestro Ascendido, llamado Kuthumi, es un punto inconmesurable de la conciencia. Una de las misiones que esta conciencia ha asumido en vuestro plano físico es la de un maestro del mundo. El motivo por el que nosotros los Maestros Ascendidos y la conciencia de Kuthumi hemos sido traídos hasta vuestro portal es la conversación sobre un juego que tiene lugar en vuestro planeta, sobre la creación de una trinidad de ideales.

Hay tres modelos de energía que se representan en el microcosmos de vuestro grupo de lectores de temas de espiritualidad en Internet y éste, amados míos, no es más que un pequeño cosmos dentro de uno más grande que se desarrolla en el escenario del mundo. Porque la esencia de lo que sois, vuestros distintos niveles de evolución pueden reflejarse en el mundo actual.

El primer paradigma es la creación de una realidad personal que os permita vivir vuestra vida como individuos al más alto potencial. Ya no es cuestión de funcionar con uno, dos o tres cilindros, donde todo lo que sentís es un ser físico, emocional y mental, sino de comprender que llevais otro aspecto de vosotros, vuestro Yo divino. Ordenadle que esté tan presente en vuestra realidad cotidiana que vuestro corazón empiece a cantar.

Cuando os hayáis creado un ideal personal que permita manifestar plenamente vuestra naturaleza divina en este plano, conservando la alegría e ilusión, y viviendo vuestra existencia en su expresión más elevada de acuerdo con vuestras normas, seréis atraídos por el segundo paradigma que nosotros llamamos el ideal global.

Éste es un modelo energético en el que las personas se acercan unas a otras y forman una orquesta, en lugar de tocar su música en solitario. Se convierten en parte de una consciencia de grupo colectiva que compone la orquesta divina. Este ideal se realizará de forma global en el plano físico, según vuestra visión como totalidad colectiva. Se manifestará en vuestros sistemas políticos, educativos, sociales y económicos. Entre vosotros hay personas que trabajan conscientemente en la transformación de un ideal global para que el nuevo siglo, anunciado como la edad de Oro, pueda convertirse en una realidad física en vuestro plano. Ya no es el sueño de una vida mejor con el que sueñan unos pocos. ¿No percibís los cambios en vosotros con el apresuramiento del tiempo? El motivo es que la vibración se transforma con increíble rapidez, a partir del instante en que liberáis la fuerza divina en vuestro interior.

Como cada vez sois más los que buscáis la puerta interior y permitís que la luz de vuestro Yo divino se manifieste en la realidad física de vuestro plano, los cambios se aceleran. El Yo divino vive en el modelo energético del tiempo simultáneo, donde no hay separación entre pasado, presente y futuro, donde la frecuencia de la energía electromagnética se mueve con tanta fuerza y potencia creativa, que ya no existe la división del tiempo lineal.

Vuestro corazón permite que estas energías fluyan a través de las puertas interiores, produzcan grandes cambios en vuestra persona y sigan su rumbo hacia el ideal global.

¿Cuántos de ustedes que estáis leyendo esto trabajáis en la creación del tercer paradigma? La última parte de la trinidad se está revelando y es el paradigma de la participación universal. Es la preparación de la humanidad a comprender que, en otras frecuencias energéticas, en otras galaxias y otras realidades planetarias hay otros tipos de vida distintas e inteligencia extraterrestre que está llegando a vuestro nivel de comprensión. De este modo hay tres paradigmas al mismo tiempo que siempre se relacionan entre ellos y actúan conjuntamente.

El estado del despertar de cada individuo depende del paradigma al que tenga acceso en ese instante determinado. Muchos de vosostros trabajan en su ideal personal. Muchos han participado activamente en la transformación del ideal global. Ahora comenzáis a preparar a vuestros hermanos y hermanas para recibir la información de que también sois parte de una unidad cósmica.

Es interesante leer las energías de la humanidad, porque en el proceso del despertar algunos piensan que vuestra realidad tridimensional es la única vida. Trabajan desde el destello energético del espíritu interior y el cuerpo emocional más bajo. Éstos son prisioneros de cuestiones como la supervivencia, el puesto de trabajo, la procreación y la conservación de la especie en este plano.

Luego, también existen aquellos que ya han conectado con el espíritu superior; el aspecto en vosotros que es realmente divino, que busca las respuestas al porqué de vuestras encarnaciones, que desea colaborar en grupo para traer a la Tierra un nivel de experiencia en el físico cuya cuidadosa labor se realice por el bien de la totalidad. Todo esto ocurre gracias a la fuerza del espíritu superior que nos estimula a trabajar en colectividad para que todos vosotros podáis ocupar el lugar que os corresponde en el sistema de energía cósmico, cuando la humanidad haya alcanzado el momento de su despertar y ser consciente en este plano.

El paradigma universal, amados míos (hablamos a aquellos de entre vosotros que todavía les cuesta un poco comprender, aunque hay algunos para quienes esto ya es real), ve vuestro planeta y la humanidad en la Tierra como parte de un puzzle gigante, como el aspecto de una miríada de formas de manifestación de vida, pasando a través de todas las dismensiones de tiempo y espacio, y creado por esa Fuerza Única que se percibe a sí misma en su expansión y contracción.

Muchos lo conocen como el inspirar y espirar de Dios. En el campo energético unificado de la energía cuántica en el que la energía se expande y contrae incesantemenete. Es una corriente de consciencia en la que estáis unidos a ese Todo del que sois una parte. Como mucho, un uno por ciento de vuestro ser habita en vuestra encarnación física. A pesar de ello, para muchos, el cien por cien de vuestra percepción os dice que sólo sois ese uno por ciento. Si, a través del centro de vuestro corazón, abrís la puerta a los reinos superiores y dejáis que el aspecto más grande de vuestro Yo Superior se manifieste en el plano físico, empezará la magia, os sentiréis realizados como seres humanos y tendréis acceso a vuestro pleno potencial como destellos de conciencia divinos.

Por ello, queremos pediros una cosa: en la medida en que exploráis y comprendéis las leyes de la creación, las Leyes del Universo; en la medida que entendéis que creáis vuestra propia realidad a través de una atención dirigida, comenzad a formar concientemente ideales personales, globales y universales que trabajen en armoniosa consonancia para el bien de la totalidad de este plano.

Es un juego sencillo y se ha invitado a muchos de vosotros a participar en él, si lo sentís así en vuestro corazón. Porque el corazón es el portal. El corazón posee la verdadera inteligencia y el eslabón de unión entre el espíritu superior y el inferior. Es la puerta que os permite acceder a las cuatro quintas partes de vuestro cerebro. Os rogamos que empecéis a activarlas y a utilizarlas para convertiros en seres completos que funcionan con todos los cilindros.

Podéis jugar al juego del sufrimiento y la pobreza, si esto os satisface, pero todos ustedes y, sobre todo, aquellos que han trabajado conscientemente con los ascendidos, han decidido que el sufrimiento en esta y otras encarnaciones ha sido suficiente. Cuando alguien despierta a la gloria del Dios interior, ya no tiene por qué sufrir. La verdadera naturaleza de lo divino, del Dios interior, es una existencia de amor y gozo ilimitados. Ésta es su consistencia, su esencia, lo que os ofrece cuando se manifiesta en vuestra vida en este plano.

Al leer vuestras energías, nos damos cuenta de que muchos de ustedes todavía necesitáis información para construir el puente completo que constituye el portal interior. ¿Esperáis más información? Seguid leyendo.

Vuestro cuerpo, amados míos, no es más que un grupo de células de memoria almacenada. De ese modo, lleváis en vosotros una base de datos, comparable al archivo de un ordenador, que contiene los conocimientos de vuestras encarnaciones pasadas, así como de las actuales y futuras. Por lo tanto, si buscáis algo, debéis saber que la información ya está en vosotros. Si ordenáis que esta información os sea revelada, así será. Hemos transmitido una serie de probabilidades de programación que os permiten estar orientados de acuerdo con la voluntad divina para cumplir los compromisos pactados con lo divino.

Cada uno de los que leen esta información ha firmado un contrato con la Fuerza-Creativa antes de asumir una encarnación en este plano. Este contrato es como una representación. Habéis dado vuestro consentimiento de interpretarla en un determinado momento evolutivo de la Tierra; de ser realmente parte de una totalidad más grande; de tocar en la orquesta divina y completa, en cuanto sepáis cuál es vuestro instrumento y qué canción debéis tocar.

Si buscáis la siguiente pieza de vustro plan y sabéis que estáis programados de acuerdo con la voluntad divina, sólo tenéis que pedir que se os revele ahora, claramente, esta próxima parte integral del plan divino y lleguen hasta vosotros las personas y situaciones adecuadas que os permitan manifestarla en la realidad física. A través de este autoprograma y de las indicaciones que deis a las fuerzas cósmicas, todo se hará evidente, porque vosotros lo habéis ordenado así. Al mismo tiempo, vendrán otras personas para ayudaros en esta realización.

¿Sois todos concientes de que, por naturaleza, trabajáis tres paradigmas a la vez? ¿De que efectúais una labor como consciencia de grupo para establecer el Plan Divino en la Edad de Oro? Es vuestra misión crear y afirmar un ideal inmenso. Este ideal todavía será más grande cuando se translade a la realidad física, cuando supere todos los límites y armonice vuestras estructuras sociales, políticas, económicas y educativas.

La consolidación de este ideal global es la creación del duodécimo nivel de vuestro cuerpo de luz. Los que están leyendo esto activan diversos niveles de la formación de cuerpos luminosos y empiezan a ser conscientes de lo que ya hay en ellos. Es como entrar en una casa en la que todo está a oscuras. Si abrís la puerta con la llave que pertenece al portal interior, podéis encender todas las luces, pero tenéis que pasar sistemáticamente por todas las habitaciones de la enorme casa y accionar el interruptor. Ésta es la activación de vuestros cuerpos de luz. Todo está allí, aunque no os hayáis dado cuenta de ello. La luz interior se os mostrará, cuando la alumbréis.

Algunos de los que están leyendo esto han abierto la puerta e ilumindao el pasillo y la entrada. Otros han conectado la luz en la sala de estar, en la cocina o en el dormitorio. Aquellos que hayan atravesado toda la casa interior y encendido todas sus luces habrán consolidado el duodécimo nivel. ¿No os parece lógico? Así se habrán convertido en un faro de luz para el nuevo paradigma global.

Cuando el paradigma personal se ha establecido y todas las luces están iluminadas, cuando despertáis la gloria de lo divino y descubrís que habéis ascendido y, ahora, sois maestros que desceienden para consolidar el paradigma global y universal como parte de su contrato divino acordado con anterioridad, entonces os convertiréis en faros para aquellos que todavía están trabajando para construir un poderoso ideal personal.

Por lo tanto, amados míos, el paradigma global ha de manifestarse físicamente. Muchos entre vosotros escuchan esta llamada interior, por eso están accediendo a información como esta. Ahora es necesario agruparse, formar una red y ser creativos a nivel físico para el bien de todos en este plano; transmitir esta información con seguridad y valor, aunque exista el peligro de parecer ridículo, porque la masa colectiva aún no ha encendido las luces en las habitaciones de la casa interior, ni siquiera han llegado a la puerta, ni han descubierto la magia, la verdadera divinidad o la consciencia que de ello resultan.

Amados míos, estar ante un público, erguido y hablando de un apradigma universal, de hermanos y hermanas de universo, de una inteligencia estraterrestre, de seres de luz y amor, y del hecho de que la humanidad ha recibido la información para formar parte de la Federación Intergaláctica de los Mundos (el área de la conciencia que rige los diferentes paradigmas de todos los planetas en otros campos energéticos), todo esto requiere valor.

Muchos aún no sienten el deseo consciente de hablar de un paradigma universal. Sin embargo, en vuestro futuro próximo, habrá un tiempo en que comentaréis estas cosas abiertamente entre vosotros. Esta información os llegará a tarvés de vuestros medios, como si la implantara una consciencia superior. No obstante, amados míos, la reacción a la llamada en los corazones que ya han despertado indica que ha llegado la hora de hacer rodar la pelota.

Tenemos todo el tiempo del mundo, pero tampoco es cuestión de perderlo. Es hora de sumergiros en el centro de vuestro corazón y encontrar la puerta interior; de comprender que sois estos seres infinitos y multidimensionales; de descubrir este 99 por ciento de vuestro Yo que todavía no os ha sido revelado completamente en este plano físico. Es vuestra misión estar quí, pero sin límites. Ahora no es el momento de una iluminación personal y abandonar la Tierra. Es la etapa de iluminarse personalmente e iluminar la Tierra, de encender las luces en todos los corazones, en todas las habitaciones y casas interiores de la humanidad que continúan en la encarnación física de este tiempo actual en vuestro planeta y vuestra historia.

Amados míos, podéis seguir creyendo que todo esto es una tontería y algunos pocos de los que lean esto probablemente aún lo piensen. No obstante, puede ser que uno de estos días os animéis a escuchar vuestro corazón y abriros a la exploración de estos otros paradigmas. Es posible que decidáis entender que existen otras realidades que otros sí quieren sondear. La sola búsqueda ya aporta una cocecha abundante en el mundo físico y ofrece el don de la telepatía, la clarividencia y la capacidad para percibir energías y otras áreas del Ser. Permite desarrollar la capacidad de curarse a sí mismo y a otros, así como la de entrar en sintonía con el compás del Madre/Padre-Dios-Crador que surge desde el centro del corazón de todas las formas de vida en este plano; ¡trae el regalo de una gran magia!

Así, amados míos, elegid y decidid si querésis vivir en la luz del Dios YO SOY y conocer la gran magia y el estado de ser ilimitado o si preferís permanecer en el reino del miedo, la duda y la inseguridad. Tenéis siempre la elección, amados míos, porque todos los paradigmas existen en la realidad física de la dualidad de este plano.

En amor y servicio a la Luz:

Kuthumi

Canalizado por Jasmuheen
Vivir de Luz, Ed. Apóstrofe, Barcelona, 1998.

El Gran Silencio
Texto de Koot Thoomi canalizado en 1956

Chela: Amado Maestro, ¿cómo entra un estudiante al Silencio?

Gurú: Bendito chela, entrar conscientemente al Gran Silencio es un estado positivo y no negativo de la conciencia individual. La contemplación nunca debe ser confundida con el letargo, ni la adoración y devoción con sueños imaginarios y visionarios. En esto yace el entrenamiento con sabiduría, discriminación, equilibrio, pureza de motivo y perseverancia de la voluntad y propósito.

Chela: Amado Maestro, cuando Tú dices que entrar al Silencio requiere el establecimiento y el mantenimiento de un estado positivo de conciencia, ¿qué quiere decir?

Gurú: Bendito chela, quiero decir que el individuo debe comprometer la cooperación de sus diversos vehículos de expresión y usarlos para crear un aura individual de paz, pureza y tranquilidad. Dentro de este aura personal, el individuo debe permanecer alerta, focalizado en atención, y con el control de sus poderes concentradores, sosteniéndolos sobre el objeto de su devoción, sea que éste sea el Corazón de Dios o de algún Representante Divino del Rey de Reyes.

Chela: Amado Maestro, se nos ha dicho qaue largos períodos de contemplación son peligrosos y abren al individuo a influencias insidiosas.

Gurú: Bendito chela, aquí la discriminación deber ser desarrollada. Cada individuo es capaz de una cantidad diferente de "contemplación aplicada" de acuerdo al control personal de sus procesos de pensamientos, sus sentimientos, sus memorias etéricas y las demandas del vehículo físico. Un hombre, conscientemente y preparándose para comulgar con su Hacedor, encuentra sus propios procesos mentales tejiendo de la sustancia del pensamiento una pantalla de pensamientos irrelevantes que tornan insatisfactorio sus esfuerzos. Otro hombre, capaz de concentrar sus pensamientos, encuentra la marea surgiendo de su naturaleza emocional reviviendo injusticias pasadas. Sin embargo, otro disfruta del mar siempre respondedor de las memorias, puede encontrar las demandas de los músculos acalambrados, escozores de la piel, u otras molestias físicas perturbando sus esfuerzos. Cada chela debe tomar nota personal de sus propias capacidades y aptitudes para el aquietamiento de sus vehículos, y luego, con sabiduría, desarrollar "la contemplación aplicada" de acuerdo a su eficacia siempre incrementándose en la maestría y control de sus vehículos.

La acción vibratoria del alma misma, el motivo animando al alma hacia la comunicación con el Ser interno, y la acción vibratoria y apetitos de los cuerpos internos determinarán que tipo de influencia puede "actuar" sobre el individuo, buscando la paz del Silencio. Cuando el corazón es puro, el alma seria, y la mente consciente está profundamente alerta a las decepciones del ego que busca engrandecerse a través de las impresiones de una naturaleza grandiosa, ninguna de las fuerzas sutiles externas pueden entrar en el período de contemplación.

Chela: Amado Maestro, ¿cuál es la ventaja de entrar al Gran Silencio?

Gurú: Bendito chela, las ventajas –y son muchas- de entrar al Silencio difícilmente podrían ser enumeradas en esta columna. Sin embargo, es en el Silencio en donde el alma se familiariza con su Hacedor. Este es el propósito principal de todo esfuerzo religioso, enseñanza, disciplina, instrucción y aplicación. Donde la personalidad inferior está activa flagrantemente, aún en las profesiones de fe, la Gran Presencia no puede ser sentida, reconocida, tampoco le es permitido fluir a través del ser externo con suficiente intensidad como para lograr esa unión que es conocida como "el segundo nacimiento". En el Silencio, cuando el alma y conciencia están sincera, humilde, pacífica, gentil y reverentemente amando a Dios, se establece un estado de Gracia en el aura y los "muchos seres". En este estado de Gracia, el alma individual llega a estar abierta a la bendición y felicidad, a las corrientes curativas, a los destellos de iluminación y aliento, y a las presiones de fe y convicción que nutren al individuo y hacen posible un progreso espiritual real.

En segundo lugar, el esfuerzo consciente para controlar la naturaleza del pensamiento y sentimiento desarrolla la maestría individual como hace la disciplina de la vestidura física rebelde. En el Oriente, de seguro, esta maestría ha sido desarrollada por muchos miles, pero el péndulo del esfuerzo ha oscilado demasiado lejos del otro lado, a medida que los individuos están tan "atrapados"· en el éxtasis del Silencio que ellos han olvidado, por lo general, que el propósito completo de tal contemplación y su subsiguiente bendición e Iluminación es trasladar la perfección de este Reino Interno al mundo de la apariencia física. El Gran Instructor de Oriente, el Señor Gautama, haciendo pasado por todas las pruebas y tribulaciones de un alma tratando de encontrar el corazón de la Paz Eterna, manifestó claramente el equilibrio de la Ley; después de alcanzar "lo máximo", Él regresó para traer los frutos de Su aplicación para Su prójimo.

Chela: Amado Maestro, ¿basta este período de contemplación para la aplicación personal?

Gurú: No, bendito chela, como he dicho antes, al Gran Silencio se entra por un propósito. Aún los Maestros Ascendidos que escogen animar alguna porción en particular del Plan Divino hacen una reverencia consciente ante el Trono del Silencio para asegurar tanto la inspiración como la dirección, y atraer la fuerza y poder requerido para cumplir Su nueva aventura. El chela individual, particularmente en Occidente, no conoce el significado del aquietamiento. Cuando el cuerpo está quieto, la mente está corriendo, aún en las peticiones al Señor. Sin embargo, es requisito, a fin de proveer el vigor espiritual para los servicios mayores, el período de quieta contemplación de la Presencia, con Su flujo acompañante.

Chela: Amado Maestro, ¿podrías darnos un simple ejercicio o resumen de tal actividad de cómo intentar tocar el "borde de la Túnica" del Silencio?

Gurú: Ciertamente, bendito chela.

1º.- Encuentren un lugar donde no sean perturbados. Las constantes interrupciones son muy perjudiciales para el sistema nervioso. Cuanto más bello, quieto y armonioso sea su lugar de contemplación, tanto más sus sentidos cooperarán con su esfuerzo. La frecuencia de aspiración en el mismo lugar también produce una atmósfera de santidad y cada esfuerzo sucesivo es complementado por las energías así dedicadas antes de igual manera. Ese es el porqué en las catedrales, templos y hogares de corrientes de vida santas, es más fácil alcanzar la elevación de conciencia que revela la Presencia Eterna.

2º.- Coloquen el cuerpo físico en una posición confortable. Recuerden en todos los esfuerzos espirituales, mientras más cooperación aseguren de sus vehículos, más fácil será su logro. Sin embargo, entrar en el Silencio es una actividad positiva. Por lo tanto, es sabio sentarse con la espina dorsal erecta, debido a que la propia posición de estar tendido conduce al letargo. Esto, naturalmente, está sujeto a modificación en caso de enfermedad u otras circunstancias en donde el individuo no puede ejecutar sabiamente sus adoraciones en la privacidad de su propio santuario. Permítanme decir aquí que la discriminación y la sabiduría son requeridas para la búsqueda del sendero espiritual, y el sentido común, en vez de la adherencia ciega a la letra de la Ley, es requisito más de lo ordinario para el desarrollo espiritual. Por ejemplo, para tomar una cuestión específica acerca de la contemplación en la "oscuridad" –permítanme clarificar esto de una vez por todas-. Crear deliberadamente una atmósfera de oscuridad y luego intentar comulgar con lo desconocido es contrario a la Ley Espiritual. Sin embargo, en el curso de la vida, buenos estudiantes despertándose durante las horas de la noche, no siempre les es proporcionada suficiente privacidad como para utilizar luz artificial. Estas buenas personas son naturalmente protegidas por el aura de su propia aspiración y bien pueden utilizar el tiempo con perfecta seguridad cuando les es imposible, por una u otra razón, procurar luz artificial durante la aplicación y contemplación espiritual.

3º.- Relájense. La mayoría de los individuos están tan tensos que cierran la puerta al influjo de la Gracia. Cultiven este estado de "descansar en la acción", tan esencial para la vida equilibrada, balanceada. El uso de la respiración rítmica es muy conducente para una relajación abierta y equilibrada.

4º.- Determinen dentro de sí mismos qué Ser o Actividad desde el Corazón de Dios desean contemplar. Examinen su motivo imparcialmente, sabiamente, y con discriminación. Si existe cualquier deseo de auto-búsqueda, por fenómenos, por satisfacción de curiosidad, desháganse de su propósito. El propósito completo de la contemplación activa es entrar a la Presencia de Dios y al Corazón de Sus Mensajeros cuando0 alguien es impulsado por el Amor Divino por Ellos y por el Progreso del Esquema de la creación Universal.

5º.- Conscientemente siéntase a sí mismo envuelto en la Luz de Dios, Su Presencia, Su Amor.

6º.- Traten de sostener sus procesos de pensamiento y sus sentimientos exactamente vertiendo hacia fuera amor y bendiciones hacia Dios y Su Universo. Aún cinco minutos de concentración pueden probar ser suficientes para sus primeros esfuerzos.

7º.- Traten de controlar las demandas de su cuerpo físico durante este tiempo.

8º.- Si es necesario, proveer una palanca espiritual para su mente y sentimientos conscientes, lean alguna pieza preciosa elevadora de poesía o prosa, o escuchen una melodía inspiradora.

9º.- No tengan miedo de las fuerzas del mal. Mientras estén amando a Dios, a los Angeles y a la Hueste Ascendida, la vibración natural de sus vehículos forma una pared de luz alrededor de ustedes, un magneto para atraer las buenas influencias y corrientes hacia ustedes, y una vibración repelente natural para el mal de todo tipo.

10º.- Disfruten amando su Presencia. Cuando el sentimiento de paz llene su alma, sabrán que están allí. Descansen en esa paz y atraigan las corrientes de luz y poder que requerirán para sus esfuerzos en el mundo de la forma.

11º.- Conscientemente determinen dentro de ustedes mismos dar algo de su paz radiante a su prójimo.

12º.- La eficacia de estos ejercicios espirituales está determinada por el ritmo de la aplicación. Cinco minutos diariamente a la misma hora es mejor que dos horas un día y nada el próximo.

Lord Koot Hoomi

Canalizados por H. P. Blavastky.
El Gurú y el Chela
(Otros títulos canalizados por la misma autora conteniendo enseñanzas de Koot Hoomi: La Sabiduría de las Edades y A los Pies del Maestro)

Regresar a la página de Los Ascendidos